Economía

Bancos recomiendan las transacciones electrónicas ante el aumento del dinero falso en Ecuador

Los mayores afectados por la circulación de dinero falsificado son los pequeños negocios, comercios y gasolineras. También se usa el efectivo fraudulento para préstamos de chulqueros y captadoras ilegales.

A través de una nota del pasado 7 de septiembre de 2022, Diario La Hora ya alertaba sobre el aumento de la circulación de dinero falso en la economía ecuatoriana. Esto ligado a las actividades de bandas criminales, chulqueros y captadoras ilegales.

Este 29 de septiembre, la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca) emitió un comunicado en el que se recomienda que, para evitar todo tipo de estafas que ponen en riesgo la economía de la ciudadanía, se prefiera el uso de transacciones digitales como mecanismo más seguro y eficiente para realizar y recibir pagos de dinero.

La Policía Nacional de Ecuador tiene evidencias de la circulación de dólares falsos a través de captadoras ilegales de dinero en varias ciudades del país, como Quito, Loja, Ambato, Ibarra, Latacunga y Santo Domingo.

La circulación de dólares falsos en Ecuador se multiplicó tras el impacto de la pandemia del coronavirus. Entre enero y agosto de 2022, según informa la Policía Nacional, incautó $7 millones en billetes falsos, un crecimiento de 2.889% frente a los decomisos de los primeros ocho meses de 2021.

Los más perjudicados por la circulación de dinero falso, son los pequeños negocios de las zonas rurales que mantienen al dinero en efectivo como única forma de transaccionar con sus clientes. En esa lista están los mercados, las tiendas de barrio, pequeños comercios, gasolineras, entre otros.

Además, la Policía Nacional alerta que las captadoras ilegales de dinero entregan los dólares falsos a través de créditos, mediante el mecanismo conocido como “chulco”.

Cada vez más transacciones electrónicas

Según la Asobanca, muchos ciudadanos ya se benefician de un mayor uso de las transacciones electrónicas. El incremento de estas transacciones ocurrió, sobre todo, durante el impacto de la pandemia del coronavirus y se mantiene en crecimiento hasta hoy.

El estudio denominado El avance de la banca digital en Ecuador (Asobanca, julio 2022) señala que la mayor cantidad de transacciones bancarias en 2021 ocurrió por medios digitales.

Del total de los 695 millones de transacciones en 2021, el 41,1%, o 285 millones, fueron por canales digitales (móvil e internet), seguido por el 37,1% por físicos (ventanilla y corresponsales no bancarios – CNB) y el 21,8% por canales remotos (cajeros).

Las transacciones por canales digitales en 2021 aumentaron en 65,1% comparado con 2020 y 160,7% con relación a 2019, debido a las restricciones de movilidad por la crisis sanitaria que obligó a las empresas y a las personas a priorizar las operaciones por medios digitales.

Pese al cambio de tendencia hacia lo digital, todavía predomina el uso de canales físicos y remotos (ventanilla y cajero) que implican el uso de efectivo. De todos los canales disponibles para transaccionar, la mayor participación en 2021 se dio a través del canal físico ventanilla, con una participación del 39,8%, o el equivalente a USD 108.656 millones.

En Ecuador, al ser una economía dolarizada, el uso de efectivo tiene un costo mayor y genera ineficiencias para los usuarios, además de acarrear desafíos en materia de seguridad. Por eso, frente a los riesgos del uso de efectivo, se presenta una oportunidad importante el promover políticas públicas para fomentar el uso de canales digitales que además de fomentar una mayor inclusión financiera, reducen el riesgo de estafa por el uso de billetes falsos.

El estudio de Asobanca recomienda el desincentivo de canales de uso de efectivo como mecanismo para impulsar mayor seguridad, agilidad, menores costos y eficiencia para los usuarios.

Seguridades del sistema bancario privado

El sector bancario privado es uno de los más regulados y controlados en el país, y en este escenario, actúa siempre apegado a todas las disposiciones que le atañen y también cumple los más altos estándares de seguridad que se aplican a la industria a nivel mundial. Esos estándares evitan, por ejemplo, que el dinero falso ingrese al circuito formal del sistema bancario.

A esos estándares se suma la tecnología y el talento humano con el que cuentan los bancos privados, lo que permite tener varios filtros de seguridad para identificar, de ser el caso, un intento de introducir billetes falsos a través de las ventanillas de atención al cliente o cajeros automáticos.

A modo de ejemplo a continuación se explica cómo funcionan tres de los varios filtros de seguridad que tienen los bancos privados en Ecuador. Uno de ellos es el control personalizado que realizan los funcionarios que atienden en las ventanillas de la institución bancaria. Ellos son capacitados y entrenados permanentemente en la identificación de especies o monedas falsas.

Además, existen filtros de seguridad en otros dos canales de ingreso directo de efectivo al sistema bancario: en cajeros automáticos y en ventanillas.

Los cajeros tienen sensores de tinta y de señales luminosas, por ejemplo, que rechazan los billetes falsos, mientras que en ventanilla existen máquinas contadoras que hacen la misma función. Todo billete falso detectado en ventanilla es retenido y perforado. Además, el cliente que entregó el billete llena un formulario en la dependencia financiera. Posteriormente, el billete es remitido al Banco Central del Ecuador para que sea retirado de circulación, esto como parte de una disposición de la Superintendencia de Bancos.

El Banco Central del Ecuador emitió algunas recomendaciones para verificar la autenticidad de los billetes:

• Tocar el alto relieve de la impresión teniendo en cuenta que los billetes están elaborados con papel de seguridad fabricado con una mezcla de algodón y lino.

• Al poner el billete contra la luz se deberá observar un hilo de seguridad o banda plástica incrustada en el papel, colocado de forma vertical. Este hilo es visible por ambas caras del billete y se encuentra ubicado en diferente lugar dependiendo de la denominación. Además, el billete cuenta con micrograbados.

En definitiva, los bancos no entregan ni reciben dinero falso, gracias a sus altos estándares de tecnología y estrictas políticas de control en el proceso de ingreso de un billete a una entidad financiera.

FUENTE: El Productor