Economía

Bancos denuncian trato discriminatorio en proyecto de reforma tributaria

Los bancos rechazan el «trato discriminatorio» hacia la banca en el proyecto de reforma tributaria que se discute en la Asamblea Nacional.

La Asociación de Bancos Privados (Asobanca) de Ecuador denunció este 4 de febrero lo que considera un trato «discriminatorio» en el análisis de mecanismos para financiar la lucha emprendida por el Gobierno contra el crimen organizado.

Apuntó que los temas de seguridad y el combate al terrorismo convocan a todos los ecuatorianos a unirse y apoyar al Estado.

Y, aunque los bancos dicen estar dispuestos a apoyar esa lucha, rechazan que en el proyecto de reforma tributaria que se discute en la Asamblea Nacional, se plantee una contribución al sector productivo en general, «pero a la banca se le pretende dar un trato distinto y discriminatorio».

«No podemos aceptar que se le quiera cargar sobre sus hombros, el peso de lo que debe ser una contribución constituida bajo principios de proporcionalidad racional y equidad entre los diversos sectores empresariales, y no bajo criterios políticos de odio y discriminación», señala en un comunicado difundido en su cuenta de la red social X.

La Asobanca denunció que, pese a solicitarlo por dos ocasiones, no fueron recibidos para comparecer en el seno de la comisión especializada de la Asamblea, lo que afectó su derecho de expresar sus argumentos y ocupaciones.

Especialmente -agregó- «de alertar sobre el pernicioso daño que el proyecto generará en el acceso a crédito a miles de empresas y familias ecuatorianas». Con menos crédito, habrá menos empleo, menos oportunidades para todos, menor crecimiento económico «e, irónicamente, menos recaudación tributaria», alertó. «

¡Ya basta de sustentar iniciativas legislativas en sesgos ideológicos e información falsa que afectan la solidez financiera de les bancos!», subrayó al asegurar que el sistema financiero es «el más regulado» de la economía y el que «más impuestos paga al Estado en relación con su tamaño».

La Asobanca cuestionó que, por un lado, se anhela que lleguen nuevas inversiones al país, y por otro, «se crean todos los escenarios de arbitrariedad e inseguridad jurídica, que hoy afectan a la banca privada, pero que mañana podrían afectar a cualquier otro sector productivo».

Los bancos alertan que, de aprobarse el que llaman «impuesto confiscatorio», la carga fiscal «se elevará al 76 %, afectando su solvencia patrimonial y consecuentemente, reducirá su capacidad de generar crédito en un valor cercano los USD 4.000 millones».

Propuesta en la Asamblea

La bancada de Revolución Ciudadana (RC) ha sugerido aplicar impuestos a las ganancias extraordinarias de la banca e incrementar la tarifa del impuesto a la salida de divisas (ISD) del 3,5 al 5 %.

El rifirrafe entre el sector bancario y el correísmo surgió a raíz de que el presidente del país, Daniel Noboa, enviara a la Asamblea Nacional un proyecto de ley con el que busca financiar la que ha denominado «guerra contra el terrorismo» -como ha definido a los grupos del crimen organizado.

Dicho proyecto incluye una propuesta para incrementar el impuesto al valor añadido (IVA) del 12 % al 15 %. Pero se añade un impuesto de entre el 15% y 25% a los bancos que tengan utilidades mayores de USD 10 millones.

El pago se hará sobre el monto de utilidades que resulte mayor entre 2022 y 2023. Asobanca sostiene que «es mentira que los bancos privados son la actividad más rentable en Ecuador», y que este sector apenas se ubicó en el décimo lugar de la rentabilidad financiera en 2022.

Además, recordó que el aporte de la banca privada se triplicará con un nuevo régimen de autorretención. con el que el sector pasará de tributar unos USD 123 millones al año a unos USD 360 millones anuales.

Fuente:  PRIMICIAS