Opinión

Banco del Sur

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

Proyecto que tiene vigencia desde inicios de este gobierno y hasta ahora no ha podido consolidarse, haciendo otro intento se reunirán en la Capital de la República  el consejo de Ministros y  la Administración del Banco.

Para iniciar sus operaciones financieras, la institución  necesita capitalizarse y los países fundadores tienen que hacer sus respectivos aportes que son: Brasil, Venezuela y Argentina  $2.000 millones cada uno, Uruguay y Ecuador $400 millones cada uno y  Bolivia con Paraguay  $100 millones cada uno,  que totalizan el capital de 7.000 millones de dólares norteamericanos.

En este socialismo equitativo, solidario y comunitario, Argentina, Brasil y Paraguay ya no son de la misma línea, Venezuela y Ecuador están sin liquidez,  con graves dificultades financieras y con problemas internos, los únicos en capacidad de aportar serían Uruguay y Bolivia.

Después de hacer un pequeño y elemental análisis , es fácil concluir que el futuro del Banco del Sur es incierto y de difícil instalación más que todo por dificultades financieras de los socios y políticas económicas contrapuestas, en la que nada tiene que ver  la  fuga de capitales.

Para iniciar este intento financiero,  crearon una moneda común de transacción o cruce de cuentas entre los Bancos Centrales de  los socios fundadores  la bautizaron con el nombre S.U.C.R.E. la que sí fue válida para grandes fugas de capitales y estafas que provocaron la quiebra de bancos privados que todavía están en la impunidad.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.