Actualidad

Banco de alimentos, una entidad que ayuda durante todo el año

El Banco de alimentos atiende principalmente a niños y  adultos mayores.

Ante la necesidad de aproximadamente 337,514 personas en Guayaquil  que padecen hambre-según datos de la entidad-  nació  hace tres años en el Guayaquil , el Banco de Alimentos Diakonía, una institución dedicada a la reducción del hambre y la desnutrición en las zonas marginales de la urbe porteña.

Con 33 agencias ubicadas en diversos puntos de Guayaquil  y sectores aledaños como Salitre y Antoncito, la entidad  atiende especialmente a niños menores de 10 años que viven en barrios marginales de la ciudad como: Guasmo, prosperina, bastion popular, la ladrillera.

“Son barrios donde realmente la gestión del Gobierno no llega en su totalidad y lo que nosotros hacemos es complementar el trabajo”, aseguró Mauricio Ramírez, consejero estratégico de la institución.

Además también cuentan con dos agencias dedicadas a la alimentación de adultos mayores. “Ellos reciben los alimentos semanalmente”.

A nivel mundial el despilfarro de alimentos supera los mil millones de toneladas por un costo de 750.000 millones de dólares, es decir que la tercera parte del total de alimentos producidos se eche a perder,  por excesivo consumismo, prácticas inadecuadas, mientras 870 millones de seres humanos están cada día hambrientos.

Desde su creación, el Banco de Alimentos ha logrado dotar a 35 organizaciones sin fines de lucro, entregándoles cada semana las donaciones. En ocasiones cuando la demanda es muy grande y no existe la cantidad de donaciones suficientes, la entidad deben adquirir los productos con sus recursos.

“Normalmente entregamos alimentos no perecibles como:  arroz, avena, azúcar, frejol, atún, aceite, que son productos que podemos captar del excedente de las empresas o las personas donantes para entregar a estas comunidades, agencias beneficiarias arroz, avena, azúcar, frejol, atún, aceite. Estos son productos que podemos captar del excedente de las empresas o las personas donantes para entregar a las agencias beneficiarias”, señaló Ramírez.

Sumando las donaciones recibidas y una colecta que se lleva a cabo una vez al año, la entidad entrega anualmente un poco más de 40 kilos de alimentos.

Para el 2015, el Banco de Alimentos buscará ampliar su capacidad de ayuda, además están preparando un proyecto que posibilite la entrega de alimentos perecibles como frutas y verduras. (VBF/La Nación)