Economía

Balanza Comercial con Perú deja saldo a favor de $450 millones en promedio en los últimos 10 años

El vecino del sur es el cuarto socio comercial de Ecuador en la región. Las exportaciones promedian los $1.300 millones desde 2011. En inversiones, el saldo es en contra.

Desde 2011, el comercio con Perú ha sido muy favorable para Ecuador. En promedio, se han exportado más de $1.300 millones al año, mientras que se ha importado un poco más de $880 millones.

Así, el país ha tenido un saldo a favor anual de alrededor de $450 millones en la última década. Solo en 2020, la balanza comercial fue negativa en más de $228 millones, como consecuencia de la pandemia

Este video te puede interesar

Ese resultado se debió a que cayó la demanda peruana de aceites y derivados de petróleo. Antes de la crisis, Ecuador vendía más de $600 millones de esos productos, pero la facturación se redujo a $31 millones el año pasado.

En términos generales, Perú es el cuarto socio comercial de Ecuador en América Latina, solo por detrás de Estados Unidos, Panamá y Chile. Las exportaciones al vecino del sur representan más del 7% de las ventas ecuatorianas en la región; mientras que las importaciones llegan a más del 6% de las compras.

Beatriz Luna, economista e investigadora de Comercio Exterior, comentó que los intercambios comerciales con Perú todavía tienen un amplio margen de mejora y crecimiento. “Hay incertidumbre sobre el rumbo que imprima el nuevo Gobierno de Pedro Castillo, pero no es negocio para ninguna de las dos partes cerrar puertas o restringir negocios”, dijo

Poca diversificación
A pesar de que se venden más de 1.000 productos distintos al Perú, solo 50 logran facturar más de $1 millón al año. Antes de la pandemia, el 64% de las exportaciones se concentraban en aceite y derivados de crudo; otro 17% se debía a cinco productos como tableros de madera, balanceado, estufas, minerales y conservas de pescado.

Las ventas petroleras se han reducido entre 80% y 90% desde el año pasado, pero se espera que la demanda se vaya recuperando desde 2022.

Sin embargo, la oferta ecuatoriana seguirá siendo muy limitada, a menos de que se establezcan políticas para aumentar la productividad y la competitividad nacional.

“Tenemos un gran potencial agrícola, pero la producción en el país es costosa y los precios muy altos. Eso sucede en temas como arroz, harina e incluso maíz. Además, no se ha apostado por abrir mercado para los productos orgánicos”, acotó Luna.

Las inversiones son la gran deuda pendiente
Desde la firma de la paz entre Ecuador y Perú, a finales de 1998, el campo se abrió para las inversiones bilaterales. A pesar de eso, en los últimos 22 años han llegado alrededor de $508 millones de capitales del vecino del sur, es decir, a razón de $23 millones anuales.

Los destinos han sido la industria láctea y azucarera, los alimentos balanceados, bebidas, servicios, venta de combustibles, finanzas y cemento. En mucho menor medida, también ha habido movimiento en transporte y comercio.

En el mismo periodo, por su parte, las inversiones ecuatorianas en Perú superan los $2.200 millones. Eso representa alrededor de $100 millones al año. En la mayoría de los casos, empresas nacionales se han trasladado al vecino país para abaratar costos y tener un mejor entorno de negocios.

Entre las principales áreas están banca y finanzas, línea blanca, plásticos, construcción, textiles y pesca. Así, por ejemplo, Indurama tiene una planta de producción de cocinas y refrigeradoras en Perú desde 2011.

Una de las mayores trabas en Ecuador ha sido el cambio constante de las reglas de juego para los inversionistas, lo que incluye más de una veintena de reformas tributarias en los últimos 14 años. Asimismo, se debe analizar en qué sectores existe más posibilidades de atraer capitales.

Oportunidad para Ecuador
Análisis de instituciones como la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes) establecen que, ante la inestabilidad política que crece en países como Chile, Perú y Colombia, se presenta una gran oportunidad para Ecuador de posicionarse como destino de inversiones.

Sin embargo, para lograrlo se deben concretar reformas consensuadas de la normativa laboral y del régimen de impuestos. Además, el Gobierno de Guillermo Lasso tiene el reto de reducir el gasto público sin generar rechazo social.

Según varias estimaciones de organismos internacionales, alrededor de $14.000 millones de depósitos han salido del Perú desde la segunda vuelta electoral. Ecuador podría atraer al menos un 5% a 10% de esos capitales, siempre y cuando genere condiciones atractivas.

 

 

LA HORA

Balanza Comercial con Perú deja saldo favor $450 millones (lahora.com.ec)