Internacional

Bachelet recorre zona devastada por temporal que dejó seis muertos en Chile

La mitad de ellos pasó la noche en albergues habilitados por las autoridades, según cifras proporcionadas por el director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Ricardo Toro.

SANTIAGO DE CHILE. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, viajó  al norte del país para evaluar en terreno los daños causados por aluviones causados por un temporal que en todo Chile ha ocasionado seis muertos y un desaparecido.

«Alguna gente ha perdido todos sus enseres, otra gente ha tenido situaciones muy complejas», dijo la mandataria en la ciudad de Tocopilla, una de más afectadas, adonde se trasladó para visitar a los damnificados y disponer medidas para enfrentar la situación.

El temporal de lluvia y viento comenzó hace cuatro días, afectó a una decena de regiones de norte a sur del país, en una extensión de 2.600 kilómetros, y dejó 934 damnificados, 830 de los cuales tuvieron que ser evacuados de sus casas.

La mitad de ellos pasó la noche en albergues habilitados por las autoridades, según cifras proporcionadas por el director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Ricardo Toro.

Tras reunirse con el Comité Operativo de Emergencia de la zona, la mandataria se comprometió a reforzar la seguridad y la llegada de suministros para los damnificados de Tocopilla, donde 500 militares trabajan en la retirada de escombros y barro.

En sólo tres horas Tocopilla, a 1.550 kilómetros de Santiago y con 20.000 habitantes, registró una precipitación de 12,6 milímetros de agua, equivalente a la lluvia caída allí en los últimos siete años.

Ello ocasionó cinco aluviones que desembocaron directamente sobre la ciudad y la carretera que la une a Antofagasta, donde quedaron 180 personas atrapadas, la mayoría de ellas rescatadas hoy por helicópteros de las Fuerza Aérea.

Los aludes sorprendieron a dos vecinas de Tocopilla y a una niña de cuatro años de edad que perdieron la vida al quedar sepultadas por el barro y que se suman a otros tres fallecidos en Valparaíso, Coquimbo y O’Higgins.

El ministro de Interior, Jorge Burgos, dijo que la medida de estado de excepción constitucional de emergencia, dictaminada el domingo para Antofagasta y Tocopilla, sólo regirá en ésta última ciudad, ya que las lluvias han declinado en la zona.

«Los hechos son de gravedad y justifican la necesidad de declarar el estado de excepción en materia de orden público en Tocopilla», sostuvo Burgos tras una reunión en la Onemi.

«Es un panorama impresionante porque el agua se desplazó con fuerza desde una quebrada y se llevó a viviendas que quedaron totalmente destruidas», dijo a Radio Cooperativa la ministra de vivienda Paulina Saball, quien viajó a la zona afectada para inspeccionar los trabajos de retiro de escombros.

La ministra de Salud, Carmen Castillo, que también se desplazó a Tocopilla para revisar el hospital, anunció el suministro de vacunas contra la influenza y el tétanos para los damnificados que lo requieran.

El jugador chileno del Arsenal inglés Alexis Sánchez, hijo del municipio devastado, subió una imagen a su cuenta de Instagram en donde muestra dos fotografías en las que se puede apreciar la magnitud de la tragedia acompañadas de un mensaje de ánimo: «Arriba Tocopilla. Una y mil veces de pie otra vez».

En el centro del país el temporal también arremetió con fuerza contra el borde costero, especialmente en la región de Valparaíso donde la acción de las marejadas y el viento, que alcanzó los 100 kilómetros por hora, destruyó seis caletas (pequeños embarcaderos de pescadores).

«Los ingenieros de obras portuarias van a trabajar en terreno para constatar caleta por caleta los potenciales daños que pueda haber en materia de infraestructura y equipamiento, y devolverles la operatividad lo antes posible», sostuvo en Valparaíso el ministro de Economía Luis Felipe Céspedes.

Las autoridades informaron hoy de que el fuerte oleaje obligó a suspender el servicio del Metro de Valparaíso por una semana, pues cubrió las vías férreas con toneladas de escombros e inundó la Sala de Control.

El Metro es un sistema ferroviario que une a Valparaíso con media docena de localidades interiores de la región, en la que viven decenas de miles de personas que viajan diariamente a sus trabajos o centros de estudio en el puerto o la vecina ciudad de Viña del Mar.

De acuerdo con la información proporcionada por el último informe de la Onemi, a lo largo de todo el país siete viviendas quedaron destruidas y otras 200 en condiciones inhabitables, mientras que 6.553 registraron daños menores, asimismo el organismo informó que actualmente aún hay 38.000 hogares sin suministro eléctrico. (Efe/ La Nación)