Internacional

Bachelet anunciará medidas para combatir corrupción

El hijo de la mandataria Sebastián Dávalos Bachelet, es investigado por un millonario crédito que recibió una sociedad de su esposa por parte del mayor banquero del país.

SANTIAGO. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, dijo que anunciará pronto un conjunto de medidas para combatir la corrupción, los conflictos de intereses y el tráfico de influencias, en un intento por salir de la peor crisis que ha socavado su popularidad.

En medio de una serie de escándalos por empresarios que desvían fondos a campañas electorales y cuando su hijo está bajo la lupa por negocios sombríos, Bachelet recibió un conjunto de propuestas de un consejo asesor en materia de probidad y transparencia de la política.

“Este es un momento histórico (…) para dar un paso decisivo en nuestra convivencia común. Últimamente hemos conocido numerosas irregularidades, ilegalidades y corrupción en la política y negocios y la relación entre ambos”, dijo Bachelet.

“En pocos días más hablaré al país, de manera franca, directa, para dar a conocer las acciones que vamos a emprender y para demandar además el compromiso de la nación”, agregó durante una ceremonia en el palacio de Gobierno a la que asistieron ex mandatarios.

El consejo que integraron 16 expertos de distintas tendencias -encabezados por el economista Eduardo Engel- entregó a la mandataria 21 propuestas, contenidas en cinco capítulos, tras 45 días de trabajo.

Bachelet dijo que estudiará las propuestas y, sumado a iniciativas que venía elaborando, definirá “un camino” para evitar nuevos escándalos que han remecido a uno de los países más estables y con mejor grado de inversión de América Latina.

El grupo financiero Penta y la minera SQM están en el foco de una investigación por aportes irregulares a campañas políticas a través de facturas por servicios que en realidad no se prestaron.

En tanto, el hijo de la mandataria Sebastián Dávalos Bachelet es investigado por un millonario crédito que recibió una sociedad de su esposa por parte del mayor banquero del país. “No supe condenar con fuerza y a tiempo los modos éticamente imprudentes de hacer negocios que hemos conocido”, admitió la mandataria en un mea culpa.

“La situación que estamos viviendo ha sido dolorosa para muchos y por cierto para mí y es probable que nos afecte por un buen tiempo”, agregó Bachelet, quien hace unos días dijo que nunca más postularía a un cargo público.

El apoyo a la presidenta está en su peor nivel histórico, en momentos que la población se muestra decepcionada de las instituciones por los escándalos políticos y financieros que han salido a la luz en los últimos meses.

“Es la hora de la sinceridad y de la acción. De otra manera, el país no va a devolvernos su confianza y hay una verdad que debemos reconocer: los que estamos en la política, en los negocios y en el Gobierno estamos en deuda con Chile”, sentenció la mandataria. (Reuters/ La Nación)