Opinión

Babelito

La empresa nació como un emprendimiento familiar, a partir de las inquietudes de un matrimonio que iba a tener su primer hijo. Las sensaciones de ausencia de productos que ayudaran adecuadamente a los padres en la crianza de sus hijos; la forma de llenar ese vacío y proveer esas necesidades, fueron dando forma a los primeros productos. El primer producto con marca Babelito fue lanzado al mercado en 1971. Desde ese momento, la marca ha ido incorporando productos de puericultura durante casi cuatro décadas. El rasgo de la empresa fue siempre la de ofrecer productos útiles, novedosos y seguros para el bebé y la mamá.

Babelito mantuvo a lo largo de los años esa insignia familiar, siempre atenta a las necesidades de bebés y padres.

Su evolución en ventas puede dividirse en las siguientes etapas: inicial; de crecimiento sostenido y, de expansión hacia el exterior del país. La primera se caracterizó por la incorporación de los productos básicos de la línea para el bebé, bajo una misma huella de diseño y siempre dentro del marco de las necesidades del bebé y su mamá: alimentación, lactancia, higiene, juego y seguridad.

Luego, la empresa ingresó en un período de crecimiento sostenido, con gran identificación y reconocimiento por parte de padres y madres. Esto impulsó a Babelito a ser la marca número uno en la Argentina, para productos de pequeña puericultura.

A partir de los años ochenta, la marca comenzó a ingresar a mercados de otros países, donde en poco tiempo también logró posicionarse como líder. Este proceso llevó a la empresa a su etapa actual de expansión, ampliando su oferta, accediendo a nuevas tecnologías y mejorando en todo sentido el valor de sus productos.

Fuente: www.babelito.com