Ciencia

Aviso para modernos: abrirse la piel y colocarse una luz LED es tendencia

Se coloca una luz del tamaño de una moneda de 2 euros que se enciende pasando un imán por encima.

EEUU. El hacerse un tatuaje o un piercing ha pasado de moda. Ahora, lo que se lleva entre los jóvenes es abrirse la piel y meterse un dispositivo con cinco luces LED del tamaño de una moneda de 2 euros que se encienden al pasar por encima un imán.

Los primeros que se han lanzado a hacerse esta «locura» ha sido un grupo de cuatro biokhackers americanos. A este invento lo han llamado NorthStar V1 y no tiene una vida infinita porque cuando se enciende aproximadamente unas 10.000 veces, la pila se acaba y tendrá que ser retirado.

Da igual lucir puntos por el implante, Es moda y como se suele decir, «antes muerta que sencilla». A algunos les gusta la idea de que el dispositivo ilumine sus tatuajes y a otros les hace gracia el hecho de parecer un ser vivo que produce luz.

Los creadores del invento tienen otro objetivo: probar que se puede utilizar en un futuro para disfrutar de muchas funcionalidades útiles, como conectarse con otros dispositivos y recoger datos propios del cuerpo que se pueden transformar, por ejemplo, en alertas de salud.

El vídeo, que los puede observar en Youtube sobre cómo colocarse una lucecita de estas, da escalofríos y conseguir verlo entero es sólo para valientes o para los que tengan un estómago fuerte.

Adicionalmente, los creadores de esta nueva moda quieren crear en un futuro otros dispositivos para, por ejemplo, implantarlos el antebrazo y que sirvan para monitorizar la salud y que ayuden al progreso de la medicina.

Mientras ese momento llega, puedes animarte a colocar esta lucecita en la parte de tu cuerpo que más te guste. (Internet/La Nación)