Actualidad

Avanza reconstrucción de vía Magro-Boquerón por gestión del prefecto Jairala

La obra registra un avance del 15%. Habitantes de Daule se sienten complacidos por la obra de la Prefectura del Guayas

GUAYAS. Complacencia. Esa palabra resume el agradecimiento y la satisfacción que sienten habitantes de los recintos asentados a un costado de la vía Magro-Boquerón en Daule, por los trabajos de reconstrucción de la carretera que se ejecutan por orden y gestión directa del prefecto Jimmy Jairala.

La extensa vía de 35 kilómetros (el equivalente a la distancia de Guayaquil a Nobol o Yaguachi) atraviesa el denominado Plan América Lomas, entre los cantones Daule, Santa Lucía y Colimes.

Al momento, está siendo reconstruida íntegramente en un tramo de 10,5 kilómetros de longitud y siete metros de ancho, que corresponde a la segunda fase, con una inversión de USD 5,4 millones. Según explicó el director de Obras Públicas de la Prefectura, Jimmy García, registra un avance del 15%. La obra se ejecuta por fases; la primera (en el tramo Magro-Brisas del Daule), de 3,8 kilómetros será la siguiente en ser reconstruida, e incluye un puente de hormigón armado de 45 metros.

“Es una reconstrucción total. Estamos subiendo la rasante en la parte de la infraestructura, con su base y la subbase, y se va a colocar una carpeta asfáltica de tres pulgadas”, explicó García, al constatar el trabajo del contratista Ormazábal Valderrama Construcciones SA, la tarde de este viernes 9 de septiembre de 2016, a la altura del recinto Guanchichal.

Desde ya es visible el cambio sustancial respecto a lo que era antes la carretera. La rasante fue elevada en un promedio de 70 centímetros, aunque hay tramos en los que la elevación alcanzó más de los 80 centímetros. El efecto visual es impresionante por lo alto que se ve el actual nivel del camino respecto de los recintos y plantaciones que lo circundan, que ahora se ven abajo. Además, a la altura del recinto Brisas del Daule ya hay un primer tramo asfaltado. “Esta obra es de primordial importancia por la distribución que tienen de la producción; esta zona es altamente productiva de arroz”, agregó García.

La rapidez en la movilidad es una de las ventajas que ya se hace evidente al recorrer la vía. Luis Alvarado, de 22 años, es habitante del recinto Guanchichal; se moviliza por la carretera en su moto, para desplazarse a su trabajo como agricultor en el campo. “Está bien lo que está haciendo (la Prefectura) porque esto tuvo bastante tiempo abandonado y estaba feo… Antes era puro bache y se dañaban los vehículos”, reseñó.

La esperanza ahora es que la situación de la zona mejore con una nueva vía. “La mejora del carretero es lo que se necesitaba para trasladar todo. ¿Por qué no vamos a agradecer si este carretero estaba abandonado y ahora lo están arreglando bien para poder andar, sacar el producto y entrar el producto”.

Mercedes Avelino Lara, de 60 años y también habitante de Guanchichal, caminaba presurosa hacia su casa para preparar la merienda a su familia luego de cumplir las labores de catequista en La Estancia y Los Pozos. No esconde su sonrisa sincera cuando reflexiona en el hecho de que el cuerpo ya no se le estropea al recorrer la vía.

“Era feo esta carretera… Se sangoloteaba el cuerpo y una  llegaba adolorida, y cuando se enfría el cuerpo se sentía un malestar”, dijo Avelino, quien recordó que, antes, los carros “entraban poco por el motivo que los dueños de carro decían que se dañaban las llantas y otras cosas. Ahora dicen que están agradecidos porque dicen que rueda el carro sin que pongan el embrague”. Su comentario lo acompaña de una sonora risa, más aún al reflexionar que ya no siente esos dolores.

Por ello, expresó estar “muy agradecida con la Prefectura ya que este carretero necesitaba un apoyo de una persona que vea las necesidades del recinto”. (Prefectura del Guayas)