Economía

Autos de la UE, con 0 % de arancel, pero con 12 impuestos

En el 2017 cuando entró en vigencia el acuerdo comercial entre Ecuador y la Unión Europea se veía muy lejos la llegada del 2024, para que los vehículos livianos importados desde ese destino pagaran 0 % de arancel. Antes el pago del tributo estaba entre 35 % y un 40 %, desde allí cada año fue bajando hasta que en este año llegó al 0 %.

En efecto, la rebaja fue progresiva y el    porcentaje que quedaba para este año era mínimo, esa es la razón por la que desde el mismo 2017 empezaron a crecer las ventas de los carros de origen europeo, y no es que ahora tendrán un despegue de ventas sorprendente, dijo a Diario EXPRESO Gabriela Uquillas, directora ejecutiva del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE).

Es un planteamiento que también lo enfatizó Genaro Baldeón, presidente ejecutivo de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (AEADE). Él manifestó que en el 2016, antes de que entre en vigencia el acuerdo comercial con la UE, en Ecuador se vendieron 1.519 unidades; para el 2017 creció a 4.219 y en la medida que siguió bajando el arancel el producto se volvió más competitivo. Para el 2018 fueron comprados 8.810 y para el 2023 de enero a noviembre ya se habían vendido 9.133.

Baldeón agregó que en estos años, desde que se firmó el acuerdo comercial con la Unión Europea y luego (en 2021) el tratado comercial con Reino Unido, los precios de los vehículos se ajustaron, pues la reducción del arancel incide directamente en el precio final del vehículo.

En el 2016, previo al proceso de desgravación, el precio promedio de los vehículos de origen europeo era de 51.727 dólares. En lo que va del 2023, el precio promedio de los vehículos de origen europeo se redujo a 36.282    dólares, eso implica una disminución del 30 % con respecto al 2016.

Diario EXPRESO se contactó con un ciudadano que vive en Madrid, Ángel Rico, para que indicara el promedio del precio de un carro fabricado en Europa y vendido en España, dijo que un Peugeot 208 nuevo cuesta allá alrededor de 17.000 dólares y en Ecuador más o menos 24.990 dólares.

Los números muestran de que aún el monto es mayor, porque se debe cancelar el flete pero además los impuestos que cobra Ecuador.

Si bien los vehículos de origen europeo registran un arancel cero, al momento de comprar un vehículo nuevo, una persona paga tributos antes de la importación, al momento de nacionalizar las unidades y en la matriculación vehicular. Por ejemplo si el precio del carro de origen europeo es de 29.990 dólares, al cliente le toca pagar los siguientes impuestos: Impuesto a la Salida de Divisas (622,65 dólares), Fondo de Desarrollo para la Infancia (88,95 dólares), Impuesto al Valor Agregado (2.949,83 dólares), Impuesto a los Consumos Especiales (2.458,19 dólares), Impuesto al Rodaje (20 dólares), Impuesto a la propiedad de vehículos motorizado (979,40 dólares), SPPAT (26,74 dólares), Tasa ANT (36 dólares), Revisión Técnica Vehicular (28,88 dólares), Sticker de Revisión Técnica Vehicular (5 dólares), Generación de placas nuevas (23 dólares), Fondo Especial para el Mejoramiento y Mantenimiento Vial de la Provincia de Pichincha con Aporte Ciudadano (18 dólares). En total se pagan 12 impuestos y en este ejemplo el total a pagar suma 7.255,94 dólares.

Los clientes para ver los carros europeos con 0 % de arancel tienen que esperar que se le acabe los vehículos que los importaron a finales de 2023 cuando todavía se pagaba entre 1,3 % y un 5 % y el tiempo de rotación de los autos depende de cada concesionaria.

Además de las marcas reconocidas como Renault, Volkswagen, Mercedes Benz, Audi, Citroën y BMW también hay otras marcas que son de otros continentes, pero se fabrican en Europa y también pueden ingresar a Ecuador con 0 % de arancel, esto es posible porque lo que se toma en cuenta es el lugar donde se fabrica y si es en la Unión Europea tienen el beneficio, remarcó Eduardo Viamonte, gerente de Mavesa en Guayaquil.

Entre las marcas que nacieron en Corea del Sur y que también se fabrican en Europa son Kia y Hyundai. Rico dijo que un Kia Sportage vale unos 28.000 dólares y en Ecuador es más de 30.000 dólares.

Viamonte destacó que uno de los beneficios de los carros de origen europeo es que llegan completamente equipados y que ahora cuentan con más competitividad, pero no se puede olvidar que cada año los fabricantes ajustan sus precios de acuerdo a la inflación local e internacional. Pero las cifras demuestran que los ecuatorianos ahora compran más carros europeos.

En el proceso de desgravación todavía están en este proceso otros tipos de carros como son los camiones y las busetas de origen europeas que todavía pagarán aranceles entre 2,7 % y un 10,9 % hasta el año 2027.

Fuente: Radio Huancavilca