Internacional

Autoridades prorrusas de Jersón pedirán que Moscú anexe la región

Un representante de las autoridades prorrusas de la región de Jersón (sur de Ucrania, cerca de la península ucraniana de Crimea) aseguró este miércoles que planean pedir a Rusia que anexe el territorio, según reportes de la agencia RIA Novosti. La solicitud será elevada directamente ante el líder ruso, Vladimir Putin.

“Habrá un decreto basado en la apelación de los líderes de la región de Jersón al presidente de Rusia y una solicitud para incluir la región en una provincia de pleno derecho de la Federación Rusa”, dijo Kiril Stremousov, vicejefe de la Administración Civil y Militar de Jersón, impuesto por Rusia. Stremousov, un bloguero prorruso con antecedentes policiales, es investigado por Ucrania por traición.

La autoridad colaboracionista con los invasores descartó asimismo que se celebre un referéndum sobre la creación de una república popular a la imagen y semejanza de las autoproclamadas “repúblicas” de Lugansk y Donetsk, reconocidas por Rusia como estados independientes tres días antes del inicio de la invasión militar en Ucrania.

Todo antes de 2023

Stremousov aseguró que la región espera “pasar completamente a la legislación de la Federación Rusa” antes de fines de 2022. Ya a fines de abril, el mismo funcionario, que promovía en sus redes la creación de un “mundo ruso”, había declarado que la región, controlada por tropas rusas, comenzaría a usar rublos y descartó que ese territorio pueda volver al control de Ucrania.

La región tiene una importancia estratégica para los intereses de las tropas invasoras, pues sirve como nexo terrestre entre la Crimea ucraniana, ocupada ilegalmente por Rusia desde 2014, y las regiones presuntamente separatistas de Donetsk y Lugansk. De esa forma, se crearía un corredor que ocuparía buena parte de la costa ucraniana a orillas del Mar Negro.

Consultadas sobre el tema, las autoridades rusas señalaron que la población de Jersón debe decidir su propio destino, y que una medida como la solicitada requiere de una base legal, “como ocurrió con Crimea”.

Fuente: dw.com