Actualidad

Autoridades inician control de emisión de gases vehiculares en Quito

La multa por infringir la ley regula la emisión de gases tóxicos de los  vehículos  llega a los $200.

GUAYAQUIL.-  Como una medida para proteger el medio ambiente de la contaminación vehicular, es un requisito fundamental al momento de realizar la matriculación vehicular revisar y controlar los niveles de emisión de gases de cada automotor.

Es así que en  el día de hoy en Quito, inician los controles  a cargo de la Agencia Metropolitana de Tránsito.   En total serán 30 delegados de la entidad los encargados de hacer  cumplir la ley de Tránsito y Transporte Terrestres.

Equipados con opacímetros, profundímetros, autos y motos, trabajarán desde las 07:00 hasta 16:00, los siete días de la semana.  En tanto que los buses de transporte urbano, serán interceptados en las diversas paradas donde se efectuará la respectiva revisión.  Los horarios para este tipo de transporte no varían.

En la actualidad el instrumento para medir la cantidad de emisiones toxicas es el opacímetro, y el límite permitido es del 50%, la entidad municipalidad cuenta con cuatro de estos instrumentos para realizar las revisiones vehiculares durante todo el año.

En caso de superar el porcentaje autorizado, se procede a emitir una citación al dueño del vehículo para que proceda a reparar el defecto que produce este exceso de contaminación.  El conductor tendrá ocho días para presentarse en la ATM.

Concluido este periodo sin haber corregido el desperfecto en el vehículo, los agentes municipales procederán a retener el automotor en sus patios, además el propietario deberá cancelar una multa que asciende a $200.  Sin importar cuantas veces sea retenido el procedimiento será el mismo.

Esta infracción no representa disminución de puntos en la licencia de conducir.

De la misma manera los agentes municipales a través de controles en diversos puntos del distrito, verificarán que las llantas posean el labrado correspondiente, tenga plumas para limpiar el parabrisas, cinturones de seguridad, la posesión de la llanta de emergencia, luces en buen estado,  el triángulo de seguridad y que posean la aprobación de la revisión técnica anual.

En caso de no contar con este documento, serán multados con $200 y serán citados dentro de ocho días, previo a una detención de cinco días.

Según la secretaria de Ambiente, Verónica Arias, estos controles son respuesta al incremento que registró los autos que circulan en la ciudad metropolitana durante el 2014, el mismo que llegó a los  54.000 vehículos. Y el único objetivo es preservar la salud de los quiteños.

Señaló  que,  si un bus pasa la revisión técnica vehicular en los centros municipales no tendría por qué contaminar con emisiones superiores a las permitidas y por eso se implementará este control en cualquier momento. (Agencia de Noticias Quito/ Red. La Nación)