Opinión

AUTORIDAD PORTUARIA DE GUAYAQUIL, CON LA MAREA EN CONTRA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

 

 

 FINAL

En las dos opiniones anteriores se demuestra claramente y hasta la saciedad que la Autoridad Portuaria de Guayaquil, productiva y generosa institución porteña durante los últimos 25 años, salvo alguna administración rescatable solo sirvió para beneficiar a grupos interesados en sus beneficios y ambiciones económicas netamente financieras y personales.

La institución está a punto de naufragar y la Concesión a la Empresa extranjera CONTECON se convertirá en insostenible dentro de poco tiempo, debido a circunstancias que detallaré a continuación:

– Competencia desleal de pequeños puertos vecino s, con menores costos de operación y poco personal.

– Competencia debidamente programada para que el Puerto de Posorja asuma el liderazgo nacional del transporte marítimo, intentando monopolizar el servicio. (Más adelante haré un comentario al respecto).

La pérdida de carga de las navieras internacionales M.S.C. y MAERSK que afectará en aproximadamente entre un 50%/ al / 60% el envío de carga desde A.P.G.

COMENTARIO:
A todos estos males auméntele el inicio de operaciones del nuevo puerto peruano de CHANCAY proyectado y desarrollado como centro de exportaciones del Perú, Brasil, Chile, Bolivia y Ecuador hacia y desde China.

OPINIÓN PERSONAL:
La potestad de A.P.G. sobre el Puerto de Posorja jamás debió ser transferida o cedida por la A.P.G. al considerarse junto con los otros puertos un punto importante en la SEGURIDAD NACIONAL DEL ESTADO, A.P.G. si estaba en capacidad económica de construir un terminal de alto calado con servicios de provisión a buques incluyendo la venta de combustibles para el aprovisionamiento de las grandes embarcaciones que desembarcaban y continuaban en sus rutas, los contenedores desembarcados en Posorja continuaban a A.P.G. en transportes menores, esa operación le daba vida al canal y trabajo a 10.000 personas, pero más pudo el interés económico que el interés nacional, además el transporte por agua es más económico que el transporte terrestre y no tuviéramos los actuales problemas de tráfico en la vía a la Costa azul ecuatoriana.

RECOMENDACIONES:

-REVISIÓN INTEGRA DEL CONTRATO CON CONTECON INCLUYENDO LAS PENALIDADES POR INCUMPLIMIENTO DEL CONTRATO Y POSIBILIDAD DE RENEGOCIARLO, PERO CON LA MISMA EMPRESA.

-REVISIÓN DEL CONTRATO DEL ESTADO CON LA CONCESIONARIA DE POSORJA Y TAMBIÉN BUSCANDO UNA POSIBLE RENEGOCIACIÓN.

Consideren este aporte cívico voluntario como un simple intento de beneficiar a la Comunidad Portuaria que me enseñó a distinguir entre lo bueno, lo malo y lo feo de la noble actividad marítima, de la que el Puerto de Guayaquil siempre fue su abanderado por tradición e historia.