Internacional

Autoridad nuclear de Japón aprueba vertido de aguas residuales radiactivas en océano en medio de oposición

TOKIO,  (Xinhua) — La Autoridad de Regulación Nuclear (NRA, siglas en inglés) de Japón autorizó hoy viernes un controvertido plan para liberar aguas residuales radiactivas de una planta nuclear dañada en el noreste de Japón en el océano Pacífico, mientras ciudadanos salieron a las calles para protestar.

La NRA tuvo hoy una reunión extraordinaria y dio la aprobación final al polémico plan presentado por el operador de la planta, Tokyo Electric Power Company Holdings Inc. (TEPCO), en consonancia con una decisión del Gobierno.
El Gobierno y TEPCO planean empezar a verter el agua tóxica de la central nuclear de Fukushima Daiichi, afectada por la catástrofe, la próxima primavera a alrededor de un kilómetro de la costa del Pacífico en la prefectura de Fukushima.

Bajo el plan, las aguas residuales, que contienen tritio radioactivo como resultado de haber sido utilizadas para enfriar el combustible nuclear fundido en la planta afectada por el desastre, se verterán a través de un túnel submarino en el océano Pacífico después de ser tratadas.

Se espera que las aguas residuales contaminadas que se almacenan en los tanques de la central alcancen su capacidad el próximo año y se prevé que el largo proceso de vertido de las aguas residuales radiactivas en el océano dure varias décadas.

TEPCO firmó un acuerdo con la prefectura de Fukushima y las ciudades de Okuma y Futaba, que albergan la central, para construir las instalaciones de vertido.

Después de que la NRA aprobó el borrador del plan de TEPCO en mayo, sólo se han recogido 1.200 respuestas del público, muchas de las cuales sugerían que la NRA «debe explicar claramente al público la seguridad del plan» y considerar opciones alternativas a la contaminación del océano, como «hacer más grandes los tanques de almacenamiento y ampliar el espacio terrestre».

Los funcionarios debatieron las opiniones del público y concluyeron que lo que TEPCO ha hecho hasta ahora con las aguas residuales radiactivas y su plan es «razonable», informó la emisora pública japonesa NHK.

La industria pesquera de Japón, sin embargo, ha mantenido su enérgica oposición al plan, ya que casi con toda seguridad causará un mayor daño a la reputación de la industria en la región.

Además, varios países y regiones siguen imponiendo restricciones a los productos agrícolas y pesqueros japoneses como resultado de la crisis inicial de Fukushima, en medio de la continua preocupación por la seguridad de los productos.

Los ciudadanos comunes también expresaron su firme oposición al polémico plan hoy en la protesta en las calles de Tokio, a pesar del abrasador calor, para expresar su indignación.

Mientras tanto, algunos de los vecinos de Japón han expresado su gran preocupación y objeción por el vertido de aguas residuales radiactivas en el océano Pacífico.

 

 

 Xinhua (xinhua-news.com)