Ciencia

Aumentan casos de sarampión y se estanca su erradicación

Se ha producido un aumento de casos, pasando de los 122.000 de 2012 a los 145.700 del año pasado.

ESPAÑA. Este organismo de Naciones Unidas ha publicado su último informe epidemiológico sobre esta enfermedad, en colaboración con los centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés), que también muestra cómo desde el año 2000 la mortalidad por esta enfermedad se ha reducido un 75 por ciento, aún por debajo del 95 por ciento previsto para el 2015.

“Los pobres avances en la cobertura de vacunación contra el sarampión se han traducido en un aumento de grandes brotes de esta enfermedad altamente contagiosa, lo que deja de lado el objetivo de erradicarla en el 2015”, ha reconocido Peter Strebel, del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS.

Este incremento en el  2013 se debió en gran parte a los brotes en China, la República Democrática del Congo y Nigeria, aunque también se registraron aumentos de casos importantes en otras partes del mundo como en Europa, donde han reaparecido casos en algunos países como Turquía, Georgia y Ucrania.

Los estados miembros de la OMS se fijaron en el 2010 una serie de objetivos para erradicar la enfermedad a nivel mundial en cinco años. Entre ellos estaba aumentar la vacunación, al menos de la primera dosis (en niños de un año), hasta el 90 por ciento; tratar de reducir la incidencia por debajo de los 5 casos por millón, y conseguir reducir la mortalidad en más del 95 por ciento.

Desde el año 2000 se han conseguido evitar cerca de 15,6 millones de muertes gracias a la vacunación, pero la OMS reconoce que con la crisis económica algunos programas han perdido apoyo financiero, especialmente en África.

En los países en desarrollo vacunar a un niño cuesta cerca de un dólar (unos 0,80 euros), por lo que se trata de una de las mejores compras en la salud pública. Durante el 2013, 205 millones de niños fueron inmunizados contra el sarampión mediante campañas a gran escala en 34 países, entre ellos Camboya, Cabo Verde, Ghana, Jordania, Senegal y Sudán .En dichos países fue además donde se registraron más del 70 por ciento de las muertes registradas en el último año. (Internet/La Nación)