Internacional

Assange se enfrenta a nueva espera para apelar contra extradición a EE. UU.

LONDRES,  El fundador de Wikileaks, Julian Assange, debe esperar para conocer si puede presentar una apelación contra su extradición a Estados Unidos después de que el Tribunal Superior británico tomara este  martes  26 de marzo, una nueva decisión.

 

De acuerdo con el fallo, la decisión respecto a la apelación se aplazó al 20 de mayo, en tanto el tribunal quiere asegurarse de que haya garantías de parte de Estados Unidos de que Assange podría recurrir a la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense para no ser sentenciado a muerte si fuera declarado culpable.

«Si estas garantías no se cumplen, entonces será posible apelar y habrá una audiencia de apelación», indicó un resumen del fallo.

La esposa del fundador de WikiLeaks, Stella Assange, dijo sentirse «estupefacta» por la decisión del tribunal de retrasar la apelación de su marido, en declaraciones frente al Tribunal Superior en Londres.

«Lo que han hecho los tribunales ha sido invitar a una intervención política de Estados Unidos», indicó. «Esto me parece pasmoso», afirmó.

Assange es «un preso político», dijo a sus partidarios. «Es un periodista y está siendo perseguido porque ha expuesto el verdadero costo de la guerra en vidas humanas».

Su caso es «una señal para todos ustedes de que si exponen los intereses que están impulsando la guerra, ellos vendrán por ustedes», señaló Stella al tiempo que instó al Gobierno de Estados Unidos a no presentar garantías al Tribunal Superior y a abandonar «este caso vergonzoso».

«Esto es una vergüenza para toda democracia», añadió.

Michelle Stanistreet, secretaria general del Sindicato Nacional de Periodistas británico, dijo que los riesgos para Assange y la libertad de prensa «siguen siendo graves», a pesar del aplazamiento de la sentencia del Tribunal Superior.

«La persecución de Assange por parte de Estados Unidos es por actividades que constituyen el trabajo diario de los periodistas de investigación: encontrar fuentes con evidencias de criminalidad y ayudarles a difundir sus historias por el mundo», indicó. «Si Assange es procesado, la libertad de expresión en todo el mundo será perjudicada».

Assange, de 52 años, es requerido en Estados Unidos por presunta divulgación de información de defensa nacional luego de la publicación por parte de WikiLeaks de cientos de miles de documentos militares filtrados relativos a las guerras de Afganistán e Irak hace una década. Entre ellos se incluyeron imágenes de video de un helicóptero Apache que documentan cómo el ejército estadounidense asesinó a tiros a periodistas de Reuters y a niños en las calles de Bagdad en 2007.

Está recluido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, al sureste de Londres, desde 2019. Reino Unido aprobó su extradición a Estados Unidos en 2022 bajo el mandato de la entonces ministra del Interior Priti Patel, después de que un juez la bloqueó inicialmente por preocupaciones sobre la salud mental de Assange. Assange y sus abogados han apelado desde entonces.

Fuente:  XINHUA