Opinión

¿ASILANDO A UNA DELINCUENTE…?

Por: Mario Ponce Lavalle -Quito

 

El 2 de diciembre 2022, el gobierno de la República Argentina presidido por Alberto Fernández, ha concedido Asilo Diplomático, a la ciudadana ecuatoriana Ma. de los Ángeles Duarte Pesantes, ex ministra del gobierno de Rafael Correa, quien es técnicamente: una prófuga de la Justicia del Ecuador, ya que, sobre ella, pesa una SENTENCIA EN FIRME emitida por el MAS ALTO TRIBUNAL DE JUSTICIA del Ecuador, luego del debido proceso judicial.

Es bueno recordar, que, durante el desarrollo de este caso, la señora Duarte Pesantes, decidió un buen día bajo su libre albedrío, visitar la residencia de la Legación Argentina en Quito, y pedir posada para ella y su hijo (un menor de edad, cuyo padre es argentino), aduciendo “persecución política” …

Es así como -en consecuencia, a este pedido- el gobierno de la República Argentina, declaró que “…consideraba a esta prófuga de la Justicia …una huésped por razones humanitarias…”

Inauguró así, la República argentina, UNA NUEVA FIGURA DIPLOMÁTICA (?) inédita y desconocida hasta ese entonces: “huésped por razones humanitarias…”

¿Desde cuándo perseguir al que roba, es considerado “persecución política” …? se pregunta de otra parte Juan Pueblo en el Ecuador…

Para quienes pensamos que, RESPETAR LA LEY Y LAS DECISIONES DE LOS JUECES, es algo consustancial con el concepto de democracia, vemos como una solemne ALCAHUETERIA, el acto impulsado por Fernández, el “desorientado” presidente argentino… Y esta concesión se explica, solamente, debido a la “hermandad delincuencial” que une a los acólitos de aquel club del mal, llamado Foro de São Paulo: agrupación política que se distingue, por la infinidad de juicios y sentencias por una corrupción rampante, que “adorna” a la mayoría de sus más relevantes miembros, a saber:

Samper, Correa, Kristina Kirchner, Lula, Dilma la guerrillera, Evo el cocalero, Maduro, Petro, Zelaya, el borrachin Ortega y la bruja de su cónyuge, el cura renegado paraguayo -bragueta brava- cuyo apellido he olvidado, ¡y no sé cuántos “angelitos” más…!

Así las cosas -y según entiendo, al no ser abogado- correspondería ahora al gobierno ecuatoriano presidido por el presidente Lasso, extender el salvoconducto respectivo, para que, “la asilada por razones humanitarias” durante más de 2 años, en aquella fastuosa mansión de 4 hectáreas ubicada en el centro geográfico de Quito, mute en “asilada política”, y pueda dirigirse al aeropuerto Mariscal Sucre, ¡y volar hacia la tierra del Tango y la Milonga…!

Seguramente, pensará la Sra. Duarte Pesantes, vivir cómodamente en Buenos Aires en el barrio de la Recoleta, muy cerca de Kristina Kirchner, quien refugiada bajo el manto de protección que le otorga ser vicepresidente de esa Nación, ha logrado dilatar los múltiples Juicios que pesan sobre ella: el relacionado por la responsabilidad sobre el asesinato del Fiscal General Nieman, así como varios procesos judiciales por haber tomado para sí (y para sus hijitos) miles de millones de pesos argentinos, que le correspondían al erario nacional del hermano país del sur…!

La pregunta ahora es: ¿EMITIRA EL GOBIERNO ECUATORIANO, ESE SALVOCONDUCTO?
¿O en su defecto, redoblará la vigilancia policial para aprehender a esta fugitiva de la Justicia, apenas ponga un pie en el Pasaje Bodero, que es donde se encuentra la puerta de entrada a la fastuosa mansión argentina?

¡Ojo! Que también hay una salida de servicio hacia la calle Whimper, por donde suelen salir las mucamas y los varios mayordomos, jardineros, cocineras y demás corte de empleados, que se requieren para mantener funcionando aquella singular mansión, en la cual se pasea, se asolea, lee placenteramente, y disfruta la Sra. Duarte Pesantes…

Pero… existe un detalle… que las Convenciones y Tratados invocados por el “pana” Alberto Fernández, en su carta de pedido de asilo, al gobierno ecuatoriano, EXCEPCIONAN CON CLARIDAD, conceder ese “derecho de asilo”, ¡cuando el fallo judicial se refiere a DELITOS COMUNES…!

Si leemos la sentencia del Caso “Arroz Verde-Sobornos 2012-2016” esta, está PLAGADA DE HABER COMETIDO DE DELITOS COMUNES:

Cohecho, Delincuencia Organizada, Tráfico de influencias, ¡y Lavado de activos… eso dice la sentencia…!
Es decir, la flor y nata del lumpen, ¡a cargo de un grupo de cacos de excepción…! ¡Unos cacos de mentes lúcidas, manos firmes y corazones ávidos… para delinquir!

Siendo, así las cosas, si el gobierno ecuatoriano, es REALMENTE DEMÓCRATA y respetuoso de las Leyes -como dice ser, y yo no lo dudo, – NO DEBERÍA EXTENDER ESE SALVOCONDUCTO, y más bien, debería honrar la dignidad de este País, que vale mucho más que la burda treta urdida por el presidente Alberto Fernández, quien no ha reparado en actuar, como un “peón” del Foro de São Paulo…