Ciencia

“Así me ‘hackeo’ el móvil para que no me rastreen” (y es una locura)

Adolfo tiene un móvil Xiaomi. Su aspecto externo es como el de otros móviles, pero todo el software es distinto. Adolfo no quiere que los gigantes tecnológicos sepan qué escribe, qué busca o dónde está. Por el mismo motivo no ha querido aparecer en este artículo con su apellido o mostrar su rostro en la fotografía.

Para Adolfo, el cambio empezó con las revelaciones de Edward Snowden, el consultor tecnológico y antiguo empleado de la CIA que hizo públicos programas de vigilancia masiva de EE UU. Antes apenas le preocupaba la privacidad. Hoy sí, y lo explica así: «Aprecio mi vida privada y no quiero que todo esté en manos de las empresas, del Gobierno y de otra gente». Aunque también bromea. Llama «gorritos de aluminio» a quienes son más obsesivos que él.

EP