Opinión

Así como rueda el balón, ha rodado la lengua de los actores de la Copa

Hernán Bahos Ruiz

@Efe

Así como el balón ha rodado desde el 11 junio en nueve canchas chilenas, los protagonistas de esta Copa América han dejado testimonios para el recuerdo, desde contundentes y gráficos hasta los desconcertantes, pasando por los más insólitos e irónicos.

En los micrófonos o lejos de ellos, en las actas de árbitros o en cámaras de vídeo estratégicamente situadas, quedaron plasmados elogios, reclamos o menciones en tono desconsiderado a los hijos ‘de ellas’.

Lionel Messi es “el único extraterrestre” de la selección argentina, anunció el lateral zurdo Miguel Samudio el 9 de junio, cuatro días antes del debut de argentinos y paraguayos en el torneo.

Samudio lució muy comedido y remató su intervención con otro piropo al capitán de la selección Albiceleste: “Te pinta la cara aunque le hagas marca personal”.

Al final la Albirroja, que perdía al descanso 2-0, empató en la agonía con Argentina y el jugador del Toluca mexicano quedó como un príncipe por su sensatez y verbo amable.

También en la antesala del debut, quizá por el temor escénico o, como él mismo dijo, por la dificultad de expresar con palabras su raciocinio, el uruguayo Edinson Cavani perdió el rumbo al aludir a Jamaica, su primer rival en el torneo.

“Sabemos que va a ser un partido complicado porque la parte física de las selecciones africanas parece que está un poco por encima de las demás y no es un equipo para subestimar”, dijo Cavani el 12 de junio.

Ante la metedura de pata, el goleador del París Saint Germain recurrió a su cuenta de Twitter para disculparse “con Jamaica y su gente”: “Pido disculpas públicas y espero se tome con humor mi error y no como una ofensa”, escribió tras explicar que su idea de revelar similitudes entre la selección de Jamaica y las africanas no fue bien expresada “y sonó bastante mal”.

Ronaldo Luiz Nazario de Lima, ‘el Fenómeno’, puso a pensar a todos con un vaticinio sobre sus candidatos a figura de la Copa. Citó a Luis Suárez, olvidando quizá un detalle que no es pequeño: el compatriota de Cavani está sancionado y ni por Chile pasó.

“Estamos aquí para jugar seis partidos”, manifestó pletórico de confianza el 12 de junio el delantero venezolano Salomón Rondón. Un gol suyo a Colombia en el estreno y una magnífica presentación del equipo dejaron buenas sensaciones, pero el sueño acabó el domingo con la derrota ante Brasil.

“Quiero disculparme con mis compañeros, el cuerpo técnico, los dirigentes y con todo el país”, dijo entre lágrimas el chileno Arturo Vidal el 17 de junio, un día después del accidente automovilístico que provocó con su Ferrari cuando conducía a 160 kilómetros por hora. “Les fallé a todos”, apostilló tras recibir el perdón de su seleccionador, Jorge Sampaoli, para continuar.

“Te quieres hacer famoso a mi costa, hijo de p…”, consignó el árbitro chileno Enrique Osses al reconstruir los hechos que le llevaron a expulsar al brasileño Neymar después de haber propinado un cabezazo al colombiano Pablo Armero.

Los hechos se desencadenaron tras el partido que Colombia ganó a Brasil por 0-1 el 17 de junio en Santiago. Durante el mismo, según la cámara de una televisión española pilló a Neymar, que con su mano fingía tener un teléfono en la oreja, diciendo al lateral colombiano Camilo Zúñiga, el mismo que le provocó una delicada lesión en el pasado Mundial: “Camilo, Camilo, después me llamas para disculparte, hijo de p…”, le espetó.

El alemán Winfried Schäfer, seleccionador de Jamaica, tampoco perdió la oportunidad de elogiar a Messi y anticipar las sensaciones del último partido de los suyos en la Copa: “Si Messi tiene diez pelotas, será difícil para nosotros. Y si tiene tres, puede salir mejor. A eso tenemos que apuntar, pero sin mala intención y siempre jugando limpio”.

“Yo asumo este fracaso”, dijo un enojado Manuel Herrera en la conferencia de prensa posterior al partido que decretó la eliminación de México del torneo.

“Me parece que no entendimos la magnitud de lo que nos jugábamos. Nos faltó ser más enérgicos”, puntualizó.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.