Tecnociencia

Así ayudó Google Maps a resolver el caso de una mujer de 83 años desaparecida

Hay ocasiones en las que Google Maps se aleja de sus funciones habituales para incluso ayudar a la policía. Así sucedió en un caso de una anciana belga desaparecida.

Si piensas en Google Maps, lo más probable es que te vengan a la cabeza los principales usos de la herramienta: crear rutas o mirar la distancia a la que te encuentras del cual o tal sitio. Sin embargo, hay ocasiones en las que esta aplicación puede protagonizar historias mucho más sorprendentes y, por qué no decirlo, también mucho más interesantes.

A veces, algunas de ellas hasta parecen sacadas de una película de Hollywood o un relato de suspense de Stephen King. Es lo que sucedió con una mujer de 83 desaparecida, cuyo caso solo logró resolverse gracias a Google Maps. No de manera satisfactoria, eso es cierto. Puede que todo suene a pura ficción, pero es cierta hasta la última palabra.

La mujer desaparecida de Bélgica y Google Maps

Paulette Landricks tenía 83 años en el momento de su desaparición. El principal problema era que esta mujer belga padecía la temible enfermedad de Alzheimer, en un estado considerablemente avanzado. Y, como suele suceder en estos casos, tendía a escaparse de casa sin necesariamente tener un rumbo fijo. Es uno de los síntomas más comunes de la enfermedad.

De esta forma, el 2 de noviembre de 2020, a eso de las 13 horas, la anciana salió de casa sin motivo aparente. No estaba sola en el domicilio, pero en ese instante su esposo se encontraba realizando la colada, por lo que no se enteró de que ella se marchaba. En realidad, no era la primera vez que algo así sucedía. Por desgracia, en esta ocasión Paulette desapareció sin dejar rastro. 

Como es natural, cuando el marido se dio cuenta de lo que pasaba, lo notificó a la policía, que emprendió la correspondiente búsqueda de la anciana, sin conseguir ningún resultado positivo. Aunque el caso no se cerró definitivamente, el tiempo fue pasando y las esperanzas de saber qué había sucedido con Paulette o dónde estaba fueron reduciéndose progresivamente.

Así fue hasta dos años después. En octubre de 2022, uno de los agentes encargados del caso se encontraba echando un vistazo a la zona de la desaparición mediante Google Maps, y encontró algo que le dejó asombrado: una imagen de la Street View mostraba claramente a la desorientada mujer dirigiéndose al jardín de su vecino. Acto seguido, reemprendieron su búsqueda.

 

Un caso sin final feliz

Como consecuencia de los esfuerzos de las autoridades y a las pistas dadas por Google Maps, finalmente Paulette Landricks fue encontrada debajo de una colina, próxima al jardín de su vecino. La mujer había fallecido, presumiblemente tras haber sufrido una caída y a consecuencias de las heridas provocadas por la misma. 

Un final trágico, provocado por su Alzheimer, pero que al menos logró terminar con el misterio de su desaparición, tal y como después fue recogido en el vídeo 6 Most Disturbing Mysteries Solved with Google Maps del canal Chilling Scares de YouTube.

Las dudas, aún así, permanecieron en forma de otros interrogantes. Por ejemplo, muchos se preguntan cuál fue la razón por la que sus vecinos no descubrieron el cadáver durante dos largos años. Ni tampoco la policía antes.

Fuente:  COMPUTER HOY