Internacional

Asesinatos y hostigamiento a los periodistas: la SIP denunció un «año negro» en el continente americano

La Sociedad Interamericana de Prensa cerró su 72.ª Asamblea General tras cinco días de debates en México. El organismo señaló que 20 comunicadores fueron ultimados en 2016. “En otros lugares donde no se los mata, estos son encarcelados”, agregó

VENEZUELA. El 2016 será recordado como un año negro para el sector con 20 asesinatos de periodistas en el continente americano y la persecución policial y judicial de medios y comunicadores, concluyó la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

En el cierre de su 72.ª Asamblea General tras cinco días de debates en Ciudad de México, el organismo concluyó que el futuro de la libertad de prensa en América no es especialmente halagüeño.

«(Es un año negro) totalmente. Si contamos que hay 20 periodistas asesinados, ésa es la grave o mayor preocupación de la SIP, pero también en otros lugares que no se mata al periodista estos son encarcelados», como en la Venezuela actual, subrayó el director ejecutivo de esta entidad, Ricardo Trotti.

Según el informe final, desde abril pasado han sido asesinados 12 periodistas –20 desde comienzo de año, 11 de ellos, en México-, y esto es sólo «la punta del iceberg» porque hay casos «de hostigamiento, de agresiones físicas y de amenazas de muerte».

Además, hay un velo de impunidad en muchos crímenes porque los autores no responden ante la Justicia. «De este modo queda claro que existe escasa protección del Estado», asegura el reporte.

El informe pone énfasis en México, sede del evento, donde ya hay 118 asesinatos y 20 periodistas desaparecidos en ese país desde el año 2000, y en Colombia, en este mismo lapso, se contabilizan 100 homicidios.

Éste no es el único problema para el oficio, pues Trotti resaltó que se están estableciendo una serie de leyes en países del continente que «empiezan a tener fuerza y pueden ir en contra de las libertades».

Es el caso de Ecuador, cuya Ley Orgánica de Comunicación aprobada en años recientes ha dado lugar a un mayor control, con 125 medidas disciplinarias y 60 multas pecuniarias contra medios.

Las naciones enfrentan distintas problemáticas, aunque todas perjudiciales para el libre ejercicio del periodismo.

En muchos países de Centroamérica planea la sombra del narcotráfico y el autoritarismo, en tanto que en Brasil si bien ha bajado el número de periodistas muertos, el abuso de autoridad ha aumentado.

En Venezuela, una de las naciones más criticadas, la SIP alertó del creciente acoso que padece la prensa, así como de los problemas de escasez generalizada y el control del papel para periódico.

En Cuba continúa una fuerte represión para controlar los medios online, aunque el Gobierno se muestra incapaz de hacer frente al surgimiento de nuevos medios independientes.

En Colombia persiste la impunidad en la muerte de periodistas y en Bolivia las autoridades judiciales no respetan el secreto de prensa.

En países como los Estados Unidos o Canadá se enfrentan problemas en relación con procesos judiciales que podrían mermar el derecho a la información. «Hay una interferencia con el trabajo periodístico al obligar a los reporteros a participar como testigos en muchos procesos judiciales» o a «que revelen sus fuentes», denunció el organismo. (Internet/ La Nación)