Opinión

ASESINATO POLÍTICO

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

[email protected]

 

Indiscutiblemente que el asesinato de Fernando Villavicencio fue de carácter eminentemente político con el único fin de no dejarlo ocupar la primera magistratura del país, porque en caso de haber ocupado la Presidencia de la República hubiera sido implacable en el combate frontal y sin descanso contra la corrupción y el despilfarro de la gran riqueza nacional.

 Tengan la seguridad que el combate frontal en contra del sistema corrupto instituido hubiera sido más efectivo y  rápido que el actual, por la sencilla razón que había un plan de gobierno bien estructurado y definido que el actual Presidente Noboa no lo tiene, otro factor importante es el error de nombrar a  personas inexpertas, sin ninguna experiencia en el quehacer político del Estado, nombrar amigos y relacionados íntimos no es la forma correcta de gobernar un país conflictivo y corrupto, que con mucha pena nos obligan a  espectar  como día a día se sigue  destruyendo.

Como ecuatoriano descendiente de muchas generaciones me apena y sorprende que las investigaciones del asesinato sigan durmiendo en el sueño eterno, pero me alegra y complace a la vez, que en Argentina se recuerden más, de una persona que por derecho propio se merecía ocupar la Presidencia de la República del Ecuador.

ADJUNTO EL AUDIO DEL TANGO «SILENCIO EN LA NOCHE» MODIFICADO EN HONOR DE FERNANDO VILLAVICENCIO.

 

Tango «Silencio». A FERNANDO VILLAVICENCIO (youtube.com)