Actualidad

Asamblea veta salida de Ecuador de Unasur

La Asamblea Nacional aún veta la autorización de salida de Ecuador de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), reflejan hoy medios locales de prensa.

De acuerdo con el periódico El Comercio el viceministro de Movilidad Humana, Carlos Velástegui, informó que la cancillería ecuatoriana sigue entregando visas con estatus de este organismo regional.

‘La condición de pertenecer o no a la Unasur es un hecho que no afecta a la condición de haber generado ese beneficio a los nacionales de los países que siguen siendo parte del bloque’, acotó.

Sin la aprobación del órgano legislativo unicameral, el Poder Ejecutivo no puede avanzar con el trámite para la denuncia del tratado constitutivo, en cuyas cláusulas establecen que la renuncia surtirá efecto seis meses después de su oficialización.

En ese sentido, Ecuador no podrá completar su salida de la Unasur en el presente año, algo que pudiera suceder en el transcurso de 2020.

La administración del presidente Lenín Moreno anunció su ruptura con el bloque regional en marzo pasado, con cuestionamientos a la utilidad como mecanismo de integración.

A la espera del fin de este proceso, el Ministerio de Relaciones Exteriores trabaja en la custodia de los bienes muebles e inmuebles, que incluye el edificio de este organismo, en el sector de la Mitad del Mundo, en el norte de Quito.

La Constitución ecuatoriana señala en el artículo 419 de que toda suscripción o denuncia de tratados internacionales requerirá la aprobación previa de la Asamblea (con 70 votos).

Expertos como el politólogo y doctor en historia contemporánea Juan Paz y Miño destacan que la salida de Ecuador de la Unasur erosiona la soberanía de este país y favorece intereses geopolíticos de Estados Unidos.

Unasur, cuyo Tratado Constitutivo entró en vigencia el 11 de marzo de 2011, tiene entre sus objetivos el fortalecimiento del diálogo político entre los Estados miembros que asegure un espacio de concertación para reforzar la integración suramericana y la participación del organismo en el escenario internacional.

Además, procura el desarrollo social y humano con equidad e inclusión para erradicar la pobreza y superar las desigualdades en la región, así como la erradicación del analfabetismo y el acceso universal a una educación de calidad, entre otros asuntos.

mgt/otf/yma

PRENSA LATINA