Actualidad

Asamblea Nacional: Roberto Romero desistió de presidir la Superintendencia de Bancos

El pleno de la Asamblea Nacional conoció este, 9 de julio de 2024, un oficio donde Roberto Romero von Buchwald, renunció a posesionarse como Superintendente de Bancos.

La Superintendencia de Bancos seguirá sin titular hasta que, desde el Ejecutivo se envíe una nueva terna al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) para su designación.

El pleno de la Asamblea Nacional conoció hoy, 9 de julio de 2024, un oficio con la renuncia de Roberto Romero von Buchwald para asumir el cargo de Superintendente de Bancos.

Romero fue designado como la primera autoridad de la Superintendencia el 3 de diciembre de 2022 durante la gestión del entonces presidente del Cpccs, Hernán Ulloa.

En el documento leído por la secretaría general de la Asamblea, Roberto Romero habla de las trabas jurídicas y políticas que enfrentó su proceso de designación, que estuvo marcado, dijo, por pugnas ajenas a los intereses y necesidades de país.

Roberto Romero formó parte de una terna enviada al Cpccs, el 5 de agosto de 2022, por el entonces presidente de la República, Guillermo Lasso para ocupar la Superintendencia.

Tras su designación, el 3 de diciembre de 2022 por parte del Cpccs, el entonces presidente del Parlamento, Virgilio Saquicela, convocó el 16 de diciembre de 2022 a una sesión, donde en su segundo punto del orden del día, constaba la posesión de la nueva autoridad. Pero esa plenaria no se instaló por falta de quórum.

En el oficio que fue leído hoy en la Legislatura, Roberto Romero añadió que desde que fue designado para el cargo, desarrolló un proyecto para el crecimiento financiero y bancario del Ecuador, pero que se vio impedido de implementarse «en el momento en que las nuevas autoridades anularon mi designación lo cual dejó en evidencia que debía tomar otras decisiones personales y profesionales», expresó.

Dijo que es importante destacar que, de manera posterior, como es de conocimiento público, el proceso de designación y posesión se vio envuelto en un entuerto político y jurídico ocasionado por la destitución de autoridades, interposición de garantías constitucionales, la declaración de nulidades de resoluciones, entre otros mecanismos y artimañas jurídicas, señaló.

Según Romero, esta pugna ajena a los intereses del pueblo ha generado que transcurran dos años sin que la Superintendencia de Bancos cuente con un titular que vigile por los derechos de los usuarios del sistema financiero y bancario.

El 30 de junio de 2024, la Asamblea Nacional le convocó para ser posesionado como Superintendente. Sin embargo, Romero enfatizó que, a partir de su designación han transcurrido 20 meses, tiempo en el cual asumió nuevos retos profesionales que le impiden asumir la dignidad. «Motivo por el cual agradezco la designación y presento mi desistimento a la designación como primera autoridad de la Superintendencia de Bancos», agregó. (SC)

Fuente:  Diario LA HORA