Opinión

ASAMBLEA NACIONAL RATIFICA ACUERDO COMERCIAL CON CHINA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

 

 

Aunque más vale tarde que nunca, después de casi 10 meses de haber sido firmado el ACUERDO COMERCIAL, la ASAMBLEA NACIONAL lo ratificó, que con toda seguridad empezará a surtir efectos beneficiosos para la economía del país en muy corto plazo y producirá benéficos más rentables para al sector agrícola del que podría perder por el problema ocasionado por la chatarra rusa.

Lo que falta para cerrar el círculo vicioso burocrático nacional es la retardada y retrógrada demora de la inútil burocracia estatal, que es más lenta que una TORTUGA ANESTESIADA Y CON MULETAS.

Éste sería el momento preciso en el que nuestro joven y lacónico presidente de la República exija con decisión y firmeza a lerda burocracia que acelere a fondo el tiempo del trámite y se deje de crear dificultades para vender facilidades.

Actúe con celeridad y energía presidente Noboa, que sí se deja sorprender por la corrupta burocracia, serían hasta capaces de intentar convertirlo en un segundo Lasso.