Actualidad

Asamblea: Luego de la ruptura con el correísmo ¿dónde buscará los votos el oficialismo?

Las bancadas, incluyendo al correísmo, aseguran que apoyarán iniciativas si benefician al país. Los independientes asumirán un papel importante para sumar votos.

Las leyes aprobadas con más de 100 votos, que tanto enorgullecían al presidente Henry Kronfle, quedarán en el pasado. Desde el 10 de abril, cuando la Asamblea retome sus actividades, tras 15 días de receso, el escenario cambiará radicalmente con la decisión del correísmo de pasar a la oposición al gobierno. La vacancia legislativa ha estado llena de ‘sobresaltos’.

El más reciente, la incursión policial a la Embajada de México para detener al exvicepresidente Jorge Glas, quien ahora guarda prisión en La Roca. Eso desencadenó la ira de la Revolución Ciudadana, cuya bancada decidió abandonar el pacto con la bancada oficialista de Acción Democrática Nacional (ADN) y el Partido Social Cristiano (PSC).

Con eso, la mayoría, que tenía asegurados más de 90 votos, se redujo a 43: insuficientes para promover leyes. Ese es el nuevo escenario que espera al oficialismo que deberá buscar nuevos aliados o, al menos, acuerdos mínimos.

En ADN minimizan el hecho. La legisladora Inés Alarcón dijo este 9 de abril que, más que un gran acuerdo, lo que ha habido en la Asamblea son alianzas puntuales y mayorías móviles en torno a proyectos y eso seguirá así.

Además, el propio presidente Daniel Noboa dijo, el 21 de marzo, tras la aprobación de la Ley de Turismo, la quinta con carácter económico urgente, que con esa reforma se «cumplió la agenda legislativa de este periodo».

Las otras bancadas

Sin embargo, el oficialismo no puede dar por terminada la tarea. Va a necesitar los votos de una mayoría para aprobar, por ejemplo, las leyes que se desprendan de un eventual triunfo del ‘Sí’ en la consulta popular del 21 de abril.

¿Hacia dónde puede mirar? La bancada de Construye, con 21 asambleístas, es fundamental para sumar, aunque sigue siendo insuficiente para hacer, por lo menos, mayoría absoluta, es decir, 70 votos.

Antes del receso legislativo, ambas agrupaciones políticas ya tuvieron más acuerdos que discrepancias, por ejemplo, para apoyar la Ley de Turismo, que la mayoría correísta rechazó.

Jorge Peñafiel, integrante de Construye, dejó entrever el 9 de abril que todo es posible si no está el correísmo en el medio. Aseguró que se unirán a las tesis del gobierno, si son beneficiosas para el país, y votarán en contra, de ser necesario.

Pero se requerirán otros apoyos y grupos pequeños como Gente Buena, Pachakutik y los independientes, que suman 22 votos, jugarán un papel importante si el Ejecutivo busca impulsar la aprobación de leyes.

El independiente Rafael Dávila reconoce que el Ejecutivo está obligado a buscar nuevas alianzas. «En la Asamblea estamos un grupo importante de personas dispuestas a apoyar temas importantes para el país. No seremos oposición ciega ni apoyo incondicional», dijo.

Fue un error del gobierno hipotecarse al correísmo y hoy le está pasando una factura muy alta. Entregaron comisiones como Fiscalización y Justicia que le van a costar. Rafael Dávila, asambleísta independiente

Postura correísta

El anuncio de la ruptura del acuerdo legislativo vino con la advertencia del líder máximo de la Revolución Ciudadana, Rafael Correa, de que expulsarán de sus filas a los legisladores que vuelvan a votar a favor del gobierno.

Sin embargo, la excandidata presidencial y presidenta de ese movimiento, Luisa González, matizó esas declaraciones. Dijo que jamás votarán en contra de algo que esté a favor de los ciudadanos. «Si propone bajar el IVA, que sabemos que es una medida beneficiosa, votaremos a favor», dijo en Teleamazonas.

Por:  PRIMICIAS