Actualidad

Asamblea ecuatoriana tiene 30 días para tratar el proyecto de Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas

De acuerdo con el documento, los cigarrillos que tenían una tarifa específica de 13,10 centavos por unidad pasa a 15 centavos pero no incluye Ad Valorem (Derecho de aduana calculado como porcentaje del precio de un bien).

QUITO.  El proyecto de ‘Ley Orgánica para el Equilibrio de las Finanzas Públicas’ remitido la víspera por el Ejecutivo ecuatoriano a la Asamblea Nacional contempla el incremento de las tarifas existentes del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) para tres tipos de bienes: bebidas gaseosas (incluyendo las energizantes y carbonatadas de malta), cigarrillos y cerveza.

De acuerdo con el documento, los cigarrillos que tenían una tarifa específica de 13,10 centavos por unidad pasa a 15 centavos pero no incluye Ad Valorem (Derecho de aduana calculado como porcentaje del precio de un bien). Es decir que en cada cajetilla habría un incremento de 23 centavos de dólar y por 1 centavo por unidad.

Para las bebidas alcohólicas distintas a las cervezas se propone una tarifa del ICE de 7,24 dólares por litro de alcohol puro más un 75% Ad Valorem; y en el caso de la cerveza, se establece una tarifa específica de 12 dólares litro de alcohol puro y 75% Ad Valorem.

En cuanto a las bebidas gaseosas (que incluye jarabe o concentrado para mezcla), energizantes y carbonatadas de malta señala una tarifa de 25 centavos de dólar por cada litro y no contempla Ad Valorem. En el caso de las bebidas que tiene menos de un litro se aplicara un proporcional, por ejemplo, para una bebida de medio litro el incremento sería de 12 centavos.

El director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Leonardo Orlando, precisó que en el caso de la cerveza el incremento en las botellas de 600 cc sería de 13 centavos, mientras que en las bebidas azucaradas se estima que el aumento sería de 25 centavos por litro de gaseosa.

La vigencia de las nuevas tafias, según señala la propuesta, entrará en vigencia el 1 de enero de 2017 pero se ajustarán a partir de 2016 en función de la variación anual del Índice de Precios al Consumidor. El Servicio de Rentas publicará los nuevos valores en diciembre de este año.

El gobierno estima que el proyecto generará una recaudación extraordinaria de 300 millones de dólares pero, además de ello, también plantea la optimización de ciertos beneficios tributarios y de medidas antielusivas.

La reforma propone la exención de Impuesto a la Salida de Divisas para consumos realizados mediante el uso de tarjetas de crédito y débito de hasta 5.000 dólares anuales y la disminución del monto exento para traslados de efectivo por puertos, aeropuertos y pasos fronterizos a tres salarios básicos unificados (1.098 dólares), con lo que se busca sustituir el uso de dinero en efectivo en el exterior, incentivar el uso del sistema financiero y optimizar el control en materia de prevención de actividades ilícitas.

Otro incentivo tiene que ver con la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) cuando se realicen transacciones con medios electrónicos de pago, tales como dinero electrónico, tarjetas de crédito y débito con lo cual se impulsar la demanda agregada para así contribuir a la generación de empleo y crecimiento económico.

Con el fin de minimizar la elusión, principalmente en lo relacionado con exenciones a adultos mayores y personas con discapacidad, el proyecto fija nuevos límites para devoluciones de IVA, ajuste a las rebajas para el impuesto a la propiedad de los vehículos, eliminación de la exención del impuesto ambiental a la contaminación vehicular para vehículos mayores a 1.500 cc y ajustes en los límites para la exoneración de impuestos en la importación de vehículos ortopédicos y no ortopédicos para uso o beneficio particular o colectivo de personas con discapacidad.

“El paquetazo de otros gobiernos era subir el gas, la luz, el teléfono, la gasolina. Nuestro paquetazo será que los cigarrillos paguen un poco más, que las bebidas alcohólicas paguen un poco más y también las bebidas azucaradas, que incluso son perniciosas para la salud”, sostuvo el mandatario Rafael Correa al anunciar la medida.

Dijo que a diferencia que en otras épocas, las reformas no afectan a la mayoría de la población, sino que están enfocadas a sectores específicos cuyo consumo se puede prescindir o disminuir sin afectar la calidad de vida y, por el contrario, favorecer la salud individual y el bienestar colectivo.

La propuesta legal llegó a la Asamblea la noche de este miércoles para su tratamiento con el carácter económico urgente en los próximos 30 días. (AGENCIA ANDES)