Actualidad

Asamblea debatió las enmiendas constitucionales

En el informe se destacó que el tratamiento de la enmienda ha cumplido estrictamente el procedimiento establecido.

QUITO. Con 23 minutos de retraso, está mañana, la Asamblea Nacional inició el debate definitivo de 16 de las 17 propuestas para ser tramitadas mediante enmienda constitucional, que incluyen la posibilidad de la reelección indefinida, mientras ciudadanos, a favor y en contra de las modificaciones, están desde la noche en vigilia en los alrededores del Legislativo.

La sesión inició 112 parlamentarios, quienes escucharon atentos la lectura del informe, de 116 páginas, de la Comisión que tramitó las enmiendas. Entretanto, en las afueras de la Asamblea, ciudadanos con banderas del movimiento oficialista Alianza País (AP) seguían la sesión en pantallas gigantes instaladas para el efecto.

Cabe señalar que 26 de junio de 2014 los asambleístas del Movimiento PAIS presentaron una propuesta de enmienda constitucional ante la Corte Constitucional; el 31 de octubre de 2014 el Pleno de la Corte Constitucional emitió su dictamen sobre la calificación y procedimiento; el 06 de noviembre de 2014 la Asamblea fue notificada con el dictamen 001-14-DRC.

Por su lado, algunos opositores a las enmiendas se manifestaban a pocas cuadras y se quejaban de que la Policía no les permitía acercarse a las instalaciones de la Asamblea, custodiada por cientos de uniformados.

El legislador independiente y crítico de la enmiendas, Ramiro Aguilar, dijo no estar «dispuesto a deshonrar» a sus electores legitimando el proceso con su asistencia a la sesión.

En una carta pública consideró que se trata de un «espurio proceso de reformas a la Constitución de la República, que bajo la fachada de enmiendas está realizando» AP «a espaldas del pueblo ecuatoriano y con complicidad de la Corte Constitucional».

Desde Francia, adonde viajó para participar en la Cumbre de la ONU sobre cambio climático, el presidente Rafael Correa escribió en su cuenta de Twitter que «hoy es un día crucial para el país».

«Ojalá todos tengamos claro que la lucha no es por las enmiendas. Es hasta ridículo tanta oposición por enmiendas que solo incrementan derechos, nos hacen más eficientes y de ninguna manera implican reformas al Estado, como mentirosamente se ha dicho. La lucha es por evitar que vuelva el viejo país», apuntó.

Añadió: «con membretes rimbombantes, los mismos del secuestro de la educación, los paros de salud, el feriado bancario, con la complicidad de ciertos medios de comunicación, pretenden usurpar la representación popular. Ellos supuestamente son el ‘pueblo’, pese a una y otra vez ser estruendosamente derrotados en las urnas».

El jefe de Estado agregó que «los medios quieren volver a gobernar, legislar, juzgar, desde sus titulares. Buscan recuperar su ilegítimo poder».

Esa «es la lucha: mantener un país inmovilizado por los de siempre, o continuar gobernando para bien común. En el nuevo Ecuador ya no mandan esos poderes fácticos, manda el pueblo ecuatoriano», agregó.

En la misma red social, el legislador opositor Luis Fernando Torres señaló hoy que el oficialismo, de mayoría en la Asamblea, tiene «los votos pero no la legitimidad para aprobar cómo #enmiendas las q son verdaderas reformas» a la Constitución.

«Hoy es punto de quiebre para distinguir quienes quieren cambio de quienes quieren dar más poder al poder», agregó Torres, en tanto que el también legislador opositor Andrés Páez se quejaba a través de la misma red social de que «La policía no deja entrar a los asambleístas de oposición junto al pueblo de Quito».

Por su parte, también en Twitter, la presidenta de la Asamblea, la oficialista Gabriela Rivadeneira, aseguró: «Iniciamos histórica jornada democrática y en paz, #EnmiendasPorUnaPatriaMejor, 12 meses de diálogo ciudadano en las 24 provincias del país».

Algunos gremios de trabajadores, grupos indígenas y ciudadanos, rechazan las enmiendas que trata la Asamblea, entre las que figura una que permite la postulación a la reelección de forma indefinida de cargos elegidos por voto popular.

Esa reforma contraría a la oposición por la posibilidad de que Correa -en el poder desde 2007-, pueda presentarse para repetir en el cargo en los comicios de 2017.

Ello, pese a que el mandatario ha dado a entender que no lo hará y por eso ha defendido que se haya incluido una disposición transitoria en el programa de enmiendas, que impediría su postulación en esos comicios, así como la de cargos y asambleístas que hayan ejercido sus funciones dos períodos.

Quienes se oponen, exigen que se consulte al pueblo sobre las enmiendas que analiza la Asamblea desde el año pasado, y que también incluyen temas laborales, de comunicación, de control, y de funciones de las Fuerzas Armadas, entre otros. (Efe/DO/La Nación)