Opinión

Art. 5 Constitución Rep. Del Ecuador:

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

El Ecuador es un territorio de paz. No se permitirá el establecimiento de bases militares extranjeras, ni de instalaciones extranjeras con propósitos militares. Se prohíbe ceder bases militares nacionales a Fuerzas Armadas o de seguridad extranjeras…

Ante este blindaje que impusieron los zurdos progresistas, llenos de nacionalismos y tintes soberanos, se selló al menos mientras esté vigente está constitución del 2008, cualquier colaboración bajo ningún título, ni temporal peor de manera permanente, que recibamos apoyo de Fuerzas Extranjeras, garantizando con este artículo, que los carteles y las mafias se tomen el territorio nacional, con total garantía de IMPUNIDAD, con una velada intención desde el Ejecutivo y del Legislativo, de debilitar y desinstitucionalizar las Fuerzas de Seguridad, como parte de las Estrategias del Foro de Sao Paulo, Puebla.. y siguiendo al pie de la Letra las recomendaciones del Criminal y dictador de sierra maestra, Fidel Alejandro Castro Ruiz….

El Gobierno de NOBOA Azín, quiere celebrar un acuerdo temporal de asesoría, entrega de equipos, canje de material obsoleto, entre otros asuntos, visto la urgencia que como Estado tenemos, para poder enfrentar con eficiencia y oportunidad, a las Fuerzas enemigas que nos atacan, poniendo en riesgo a todas las instituciones, la vida y la integridad de los intereses vitales…

Que los funcionarios públicos, militares y civiles, tengan el estatuto de funcionarios internacionales, es lo mínimo que podríamos como Estado, garantizarle a otro Estado, que nos quiere ayudar y pone en riesgo la vida de sus propios ciudadanos.

No estoy de acuerdo, que los contratistas que están ejecutando algún contrato a título oneroso, estén exonerados del pago de peajes, permisos, tarifas de puertos, aeropuertos, no cumplir con nuestro ordenamiento jurídico, ordenanzas, etcétera, etcétera…

Ciertamente que un acuerdo es una negociación compartida en donde los dos participantes, deben tener iguales condiciones, trato equitativo, respeto mutuo, y partiendo de estos principios, garantizar a quien te viene ayudar, que no será víctima de un sistema de justicia corrompido, por supuesto que dejar esto escrito en un acuerdo es fundamental, para evitar situaciones que pongan en riesgo las excelentes relaciones entre dos Estados, en que nosotros necesitamos más de ellos, que ellos de nosotros.

Cómo este es un Acuerdo de asesoría militar, de inteligencia, y estando en un conflicto armado con los narcoterroristas, es urgente que la Corte Constitucional, de su visto bueno, para recibir inmediatamente toda la ayuda militar de asesoría y de equipos, que nuestras Fuerzas de Seguridad necesitan con urgencia.

Semper Fi.