Internacional

Arrestan a alcalde citado como ejemplar durante votación contra Rousseff

Varios de los diputados que votaron a favor del juicio político contra Rousseff citaron la corrupción como uno de los motivos de su decisión.

RÍO DE JANEIRO. La Policía brasileña informó hoy que arrestó en un operativo anticorrupción al alcalde de Montes Claros (sureste), Ruy Muniz, cuya gestión fue citada como ejemplar durante la votación del domingo en que la Cámara Baja aprobó que el juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff llegue al Senado.

El alcalde detenido este lunes por la Policía Federal en una investigación por corrupción es marido de la diputada Raquel Muniz, una legisladora del Partido Social Democrático (PSD) de Brasil y que la víspera fue una de las parlamentarias que votó por abrirle el juicio político con fines destituyentes a Rousseff.

La diputada, al justificar públicamente su voto contra la jefe de Estado, citó a su marido como un gestor ejemplar. «Mi voto es para decir que Brasil tiene solución, y el alcalde de Montes Claros nos muestra eso a todos con su gestión», aseguró la diputada.

Menos de doce horas después de esa mención en la histórica votación en el Congreso, Ruy Muniz fue detenido en una operación que investiga una red acusada de fraude, peculado, prevaricación, falsificación y contratación sin licitación pública.

Según un comunicado de la Policía Federal, los acusados realizaron gestiones directas o indirectas para dificultar las operaciones de los hospitales públicos de Montes Claros (Minas Gerais) con el fin de favorecer un hospital privado «perteneciente y administrado de hecho por el alcalde, sus familiares y su grupo económico».

El juez responsable por la investigación también ordenó la detención de la secretaria de Salud del municipio, Ana Paula Nascimento, así como registros en residencias y oficinas de los acusados.

De acuerdo con la Policía Federal, en caso de que sean considerados culpables, los acusados pueden ser condenados a penas sumadas de hasta 30 años.

Varios de los diputados que votaron a favor del juicio político contra Rousseff citaron la corrupción como uno de los motivos de su decisión.

La continuidad de los trámites de un juicio político con fines destituyentes contra la jefe de Estado fue aprobado el domingo por 367 votos a favor y 137 en contra en la Cámara de Diputados y, para que avance, tan sólo necesita del respaldo de la mayoría simple en la Cámara Alta: 41 de los 81 senadores.

Rousseff ha sido acusada de incurrir en maniobras contables ilegales para maquillar los resultados del Gobierno en 2014 y 2015, modificar presupuestos mediante decretos y acumular deudas y contratar créditos con la banca pública. (EFE/La Nación)