Actualidad

Armada y Policía buscan a autores de emboscada en Posorja

La Armada del Ecuador colabora de manera activa con la Policía Nacional para encontrar a los autores de la emboscada que dejó un tripulante muerto y un oficial herido.

El ataque ocurrió la mañana del jueves 27 de abril del 2023 en la vía entre Posorja y Playas. Los uniformados se dirigían a Guayaquil en comisión de servicios.

En el lugar falleció el tripulante Christian Lema, mientras que el Capitán de Corbeta José Ochoa resultó herido. El oficial fue trasladado a Guayaquil, donde se encuentra en estado estable.

Buscan a autores de la emboscada
Pablo Caicedo Salvador, director Nacional de los Espacios Acuáticos, señaló que la investigación para dar con los autores de esta emboscada se centra en el puerto de Posorja.

Señaló que también se realizan indagaciones en otras poblaciones como Ancón, Chanduy y Anconcito y la Isla Puná.

«Estamos preparados con nuestras unidades de operaciones especiales que colaboran con la investigación que hace la unidad especial de la Policía», detalló.

El oficial explicó que las investigaciones se hacen tanto en el mar como en la tierra.

«Fuerzas Armadas, Policía Nacional y el Estado en su conjunto estaremos prestos y listos para intervenir con la fuerza que sea necesaria para permitir que la vida de los ecuatorianos transcurra en un ambiente de paz», añadió.

Caicedo dijo la víspera, en el lugar de la emboscada, que el ataque era una retaliación de los grupos narcotraficantes al accionar de la Armada.

En perfil costanero y los puertos son utilizados por bandas de traficantes de drogas para sacar el 80 por ciento del alcaloide que se envía desde el país a Estados Unidos y Europa.

Entierro de la víctima
El Sargento Segundo Lema será sepultado en Guayaquil. El tripulante era especialista en el manejo de equipos electrónicos.

A sus funerales asistieron oficiales y compañeros de la víctima, los que se solidarizaron con sus familiares. Lema era el conductor del vehículo atacado.

El entierro será en el cementerio Jardines de la Esperanza de Guayaquil.

 

 

 El Comercio