Actualidad

Argentina cesa a su embajador en Ecuador tras incidente generado por sus declaraciones

Cancillería de Argentina adelantó que el embajador Luis Alfredo Juez no continuará su misión en Ecuador.

Quito. Argentina anunció en las últimas horas el fin de la misión de su embajador en Quito, Luis Alfredo Juez, cuya retirada había solicitado el gobierno de Ecuador tras un incidente debido a declaraciones del diplomático a una radioemisora de su país, que fueron consideradas ofensivas al pueblo ecuatoriano.

En un comunicado fechado el 9 de noviembre, la Cancillería argentina informó que “anticipa que el Embajador Luis Juez finalizará en los próximos días sus funciones en la representación argentina ante la República del Ecuador, a raíz de un ofrecimiento para sumarse a los equipos del Poder Ejecutivo de la Nación”.

“El Embajador Juez llevó a cabo su gestión con éxito, representando los intereses argentinos para ampliar y profundizar la relación bilateral ante la hermana República del Ecuador desde que asumiera la misión en 2016”, añade el texto breve.

Sin embargo, no menciona el incidente en el que se vio envuelto el embajador Juez y por el cual la Cancillería ecuatoriana expresó su “rechazo y disgusto” y solicitó al gobierno de Mauricio Macri su retirada de la representación diplomática en esta capital.

En un comunicado oficial el día 24, Ecuador consideró “inaceptable que un representante del más alto nivel de un Estado se refiera, una vez más, de manera ofensiva a los ciudadanos del país que le ha recibido con consideración y amistad y en donde su actividad debe estar guiada hacia el fortalecimiento de los lazos políticos, económicos y de cooperación, y no a agraviar reiteradamente a los ecuatorianos”.

Ese mismo día, el embajador Juez se disculpó en las redes sociales con el pueblo ecuatoriano y envió una misiva a la jefa de la diplomacia ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, en la que señala que fue una descontextualización de sus dichos, en una época electoral en su país.

“Lamento muchísimo este malentendido y es mi deber presentarle las debidas disculpas y a través suyo, a su gobierno y en especial a todo el pueblo ecuatoriano que se ha sentido ofendido, y decirles que tengan la seguridad que no ha sido mi intención agraviarles y mucho menos herirles”, indicó, según el texto publicado en su cuenta en Twitter.

Las declaraciones del diplomático argentino también causaron el rechazo de las organizaciones sociales de indígenas y de representantes del pueblo otavaleño, al que habría aludido, y lo que motivó que estos entregaron una carta de protesta a la Cancillería ecuatoriana.

“Llegué hace media hora de fiscalizar. Me pegué una ducha, me puse un saco y una camisa porque no quería estar con la ropa de esta mañana, porque van a decir ‘este mugriento se ve que agarró hábitos ecuatorianos'”, declaró Juez a una radio de Córdoba.

Como “un insulto a la dignidad” fue calificada sus palabras por la Confederación de Nacionalidades Indígena de Ecuador (Conaie); la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae); la Federación Indígena y Campesino de Imbabura (Fici) y cabildo kichwa de Otavalo; y por el alcalde, concejales y presidentes de las juntas parroquiales de Otavalo, según lo expresaron en su protesta entregada al Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador. (ANDES/LA NACIÓN)