Economía

Arequipa realiza paro en protesta por proyecto minero

Los líderes de la protesta contra el proyecto minero Tía María ratificaron el lunes que continuarán la huelga que cumplen desde hace 50 días.

LIMA. Los pobladores de la ciudad de Arequipa, en el sur de Perú, acatan desde ayer de manera parcial, un paro de 72 horas, convocado para apoyar las protestas en la provincia de Islay contra el proyecto minero Tía María, de la mexicana Southern Copper, que han causado hasta el momento 3 muertos y más de 200 heridos.

El dirigente Jorge del Carpio anunció que los manifestantes se dirigirán a la Plaza Mayor de Arequipa, mientras otro grupo de ciudadanos se desplaza por la carretera que une a Arequipa con las ciudades de Cuzco y Puno.

Los cientos de manifestantes son seguidos por contingentes de la Policía Nacional, que se han desplegado en las vías principales para evitar que sean bloqueadas, mientras que medios locales informaron que las labores y las clases escolares se realizan con normalidad.

La protesta ha sido convocada por la Federación de Trabajadores de Arequipa y acatada por un sector del sindicato de los maestros (Sutep), Construcción Civil y los frentes de defensa de los barrios populosos.

Mientras tanto, unos cien agentes se dedicaron hoy a desbloquear el ingreso a la localidad de Cocachacra, el centro de las protestas en Islay, que había sido cubierto con piedras por un grupo de manifestantes.

Se informó que las operaciones de control y vigilancia en Islay son dirigidas personalmente por el director general de la Policía Nacional, el general Jorge Flores Goicoechea, quien ha llegado hasta la zona.

Los líderes de la protesta contra el proyecto minero Tía María ratificaron el lunes que continuarán la huelga que cumplen desde hace 50 días, a pesar que durante el fin de semana el Gobierno ordenó la militarización de la provincia de Islay.

El alcalde de la localidad de Deán Valdivia, Jaime de la Cruz, declaró que la protesta continuará sin importar si sus dirigentes, entre los que figura, son detenidos, y negó cualquier implicación en las acusaciones que se hacen contra un dirigente de intentar negociar el término de la huelga a cambio de dinero de la minera Southern, algo que la empresa también ha negado.

El canal peruano Willax TV difundió el jueves pasado un audio en la que el presidente del Frente de Defensa del Valle de Tambo, Pepe Julio Gutiérrez, presuntamente encarga a un abogado pedir a la minera una compensación económica a cambio de abandonar la protesta, en la que se han registrado incidentes que han dejado tres muertes.

La filial en Perú del Grupo México lamentó el lunes que esa “incorrecta acción fue ocasionada por terceros ajenos a la organización” y reiteró su compromiso con el cumplimiento de la legislación peruana y su código de conducta ética, sobre el que destacó los valores de honestidad, justicia e integridad.

La minera, filial del Grupo México, anunció el pasado 27 de marzo que seguirá desarrollando el proyecto, horas después de que su portavoz oficial en Perú informara su cancelación por lo que definió como “terrorismo antiminero”.

Southern contempla la inversión de unos $ 1.200 millones para la construcción de Tía María, cuya producción estimada es de 120.000 toneladas métricas anuales de cátodos de cobre a partir del inicio de sus operaciones. (Efe/La Nación)