Opinión

APLAUSOS DE PIE

COLABORACIÓN  de la Dra. N.P. de G

 

 

El diputado israelí Boaz Bismuth, miembro del Likud, pronunció un discurso ante los diputados europeos en el Parlamento de Estrasburgo… Volvió a los discursos que condenan la reacción israelí a las masacres del 7 de octubre:

«No he venido a justificar, sino acusarles… Lo que escuché hoy en este respetable lugar es una deshonra para ustedes”.

La gente violó mi soberanía, entraron en mis casas, en el kibutz, en los pequeños pueblos.

No mataron, matar es demasiado fácil. Masacraron, violaron, secuestraron, mutilaron. Por qué ? Porque somos judíos. Lo que pasó hace 80 años también se debió a que éramos judíos.

Pero hay una gran diferencia. Hace 80 años, ¿qué hicieron los judíos cuando fueron violados, mutilados y asesinados? Huyeron, se salvaron. ¿Qué están haciendo hoy? ¡Se están defendiendo!

Pero los judíos no pueden defenderse, porque inmediatamente, todos ustedes están hablando de crímenes, crímenes de guerra…

Escuché sus discursos, no escuché ninguna compasión.

No les pido que tengan compasión por los 136 rehenes – están lejos de ustedes – pero al menos por uno de ellos.

Había uno que tenía 9 meses cuando lo secuestraron. Hace una semana celebró su primer cumpleaños. Esperaba que mostraran un poco de compasión por este judío… Pero no, ni siquiera…

Es necesario entender algo: los terroristas de Hamas son los nuevos nazis. Si no lo entienden, entonces no entienden nada.

Después de escuchar sus vergonzosos discursos, quiero decirles esto: no vine a Estrasburgo para justificarme, sino para acusarles…

Cuando era niño, les pregunté a mis padres dónde estaba el mundo cuando los judíos eran asesinados durante el Holocausto. ¿Por qué el mundo no dijo nada? Vengo hoy a Estrasburgo y entiendo por qué.

Después de algunos de sus discursos, doy gracias al cielo porque los judíos ya no son sus vecinos.»