Economía

Apagones: ventas en Ambato disminuyen un 60%

Las cifras de la Cámara de Comercio indican que las ventas en Ambato disminuyeron un 60% desde el inicio de los apagones.

Los apagones en Ambato significan una disminución en ventas del 60%, según las cifras de la Cámara de Comercio.

La emergencia en el sector eléctrico que inició el martes 16 de abril está afectando principalmente a las pequeñas y medianas empresas del cantón.

“Como comerciantes entendemos que nuestra economía depende de las ventas diarias, a pesar de los apagones y otros obstáculos nosotros no paramos”, se indicó en un comunicado publicado el 18 de abril por la Cámara de Comercio de Ambato.

Problemas

Cristina Hernández, presidenta de esta institución, mencionó que las actividades normales se ven alteradas de gran manera por los cortes de energíaeléctrica.

Entre los inconvenientes que se registran constan el impedimento de facturar electrónicamente, la pérdida de electrodomésticos y productos que necesitan refrigeración, entre otros relacionados a locales comerciales que necesitan aparatos eléctricos como peluquerías, panaderías, heladerías, etc.

“Como sector productivo no podemos parar, venimos en terapia intensiva desde 2019. No existe una real reactivación económica”, dijo Hernández.

La Cámara de Comercio como parte del Comité Empresarial Ecuatoriano busca que desde el Gobierno Nacional se ofrezcan soluciones para este sector mientras duran los 60 días de emergencia en el sector eléctrico.

EL DATO A nivel nacional se pierden más de 19 millones de dólares

Descontento

En el centro de Ambato muchos dueños de locales comerciales han optado por adquirir generadores de energía para no parar sus actividades.

Sebastián Ojeda, propietario de un local de celulares ubicado en la avenida Cevallos, dijo que compró uno de estos aparatos en 480 dólares, dinero que al final de la jornada significa un gasto extra que, junto a los cuatro galones de diésel diarios que necesita para que el funcione, no estaban planificados.

Mientras tanto, en otros negocios como en la cafetería de Lucero Andrade, los cortes de energía hicieron que varios quesos y lácteos que almacenaba se pudran y ya no estén aptos para la venta.

“En hora de almuerzo no podemos usar el horno ni la licuadora, a veces ni siquiera cumplen los horarios de corte y nos quitan la luz una hora antes”, aseguró.

Doménica Sánchez, dueña de una peluquería, contó que no puede atender a sus clientes con normalidad porque la mayoría de los artículos que necesita funcionan con electricidad.

“Me toca atender algunos cortes, pero me demoro más”, dijo la mujer, quien espera que en los próximos días los cortes de energía disminuyan en la cantidad de horas. (RMC)

Fuente:  Diario la HORA