Opinión

Andres Manuel López Obrador Y LOS CÁRTELES….

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Como yo no como cuento, este impasse diplomático por la captura de Glas de la embajada mexicana en Quito, Ecuador no es más que una estrategia de distracción, para desviarnos del objetivo militar y estratégico, que es el combate al narcotráfico, narcoterrorismo y la corrupción…

Al provocar con sus declaraciones AMLO, al presidente Noboa Azín, haciendo alusiones a su legitimidad, legalidad como Presidente, luego juicios de valor sobre el asesinato de F. Villavicencio, lo hincó, para que se vea forzado a declarar a la embajadora de México, como persona non grata, para inmediatamente declarar, violando principios de la Convención del asilo de Caracas 1954, otorgándole al delincuente sentenciado Jorge GLAS Espinel la calidad de asilado político.

En compensación, (principio irrenunciable en la doctrina de la legítima defensa) El Ecuador procede a capturar al prófugo de la sede de la embajada, como respuesta a la flagrante violación y desprecio del Gobierno Mexicano, al Estado ecuatoriano y sus instituciones.

Pero ¿Qué es lo que pierde o gana México con Glas Espinel? ABSOLUTAMENTE NADA, pero creado el escándalo, pretende amarrar nos los brazos, dejar sin libertad de acción al gobierno, bajar la intensidad del conflicto interno contra los narcoterroristas y corruptos, y con ello que los carteles mexicanos y colombianos, continúen sus operaciones de exportación y tráfico de drogas, en la más absoluta impunidad, con Andrés López Obrador, cómo su principal socio y CEO operativo de las mafias y carteles mexicanos.

No hay donde perderse, el CEO de los narco cárteles, crea todo esté escenario, para desacreditar al Presidente Noboa, EVITAR EL APOYO INTERNACIONAL en la lucha contra el narcotráfico, dejarnos solos, tristes y mal parados…

Pero descubierta la estrategia, tenemos que denunciar la maniobra, advertir al mundo, que el Presidente Mexicano, a pedido de los carteles, pretende que el Ecuador no obtenga la ayuda internacional, en su guerra declarada en contra del narcoterrorismo y la corrupción.

Por aquello hoy más que nunca, tenemos que estar unidos como un sólo puño, para no desmayar en esta guerra contra las mafias narcoterroristas y luchar hasta el final.

Que lo sepa el mundo.

Semper Fi.