Opinión

Andrea Wagner: Una apuesta sencilla pero al mismo tiempo arriesgada

Es necesario que la novia tenga en cuenta algunas pautas para crear el look más adecuado a su estilo y personalidad.

Los tocados son un complemento de máxima importancia a la hora de vestirnos. Con un tocado conseguimos dar ese toque de elegancia y personalidad para la ocasión que se precise, por lo que Andrea Wagner decidió apostarle a este mercado a atreves de Andrea Wagner Designs.

Ella –dice Andrea- que se diferencia de otras empresas, porque el servicio que ofrece sólo es para la novia. Aquí, en Samborondón, donde tiene su negocio acuden al mes entre 10 a 12 prometidas, en busca de sus “truquitos”  para lucir perfecta en ese día espacial.

La marca nació hace dos años, cuando ésta joven guayaquileña decidió tomar las riendas de su destino al retirase de la Universidad Casa Grande, donde estudiaba Comunicación Multimedia Audiovisual, para empezar a dedicarle tiempo por completo a su verdadera  pasión, el diseño.

Con aproximadamente $5 mil, la joven de 26 años decidió emprender este camino largo hacia la estabilidad económica y en especial emocional, ya que –dice- estar haciendo algo que realmente le gusta, asistir y acicalar a las futuras esposas. Algo innato en Andrea, ya que esta habilidad la heredó de su abuelita paterna. Ella también tejía y le encantaba coser.

La primera adquisición fue máquinas y cuero que las compró en un viaje que realizó a Ambato, junto a su hermano menor. Con eso fue armando su taller, que con permiso de sus padres, los hizo en su dormitorio. Aquí es normal ver las máquinas tejedoras, pedrería, hilos, cintas, cordones, perlas, plumas confundirse entre libros, laptop, etc.

Dice que un obsequio que guarda es la máquina de coses de su abuelita, que a pesar de los avances tecnológicos, ya no sea tan esencial aquella antigua máquina, pero por los sentimientos que abarca es la mejor.

Al ser consultado del ¿por qué se decidió por el diseño de tocados?, Andrea, espontáneamente resalta que “quiero que mi marca esté presente en el día más importante de todo mujer”, por lo que sostiene que su carta de presentación es que toda novia tiene que llevar un cabello perfecto.

Por lo que resalta que el tocado es el mejor complemento para el cabello de toda mujer, ya sean clásicos, modernos, vanguardistas, seguramente con el toque especial que Andrea le da se convierten en enigmáticos y originales, siempre complementando el vestido con el vestido que vayan a usar.

Los precios varían mucho los implementos que vaya a usar pero existe como base $100, pero esta cifra puede aumentar de acuerdo al tiempo y los materiales que se usen. Los pedidos como es un trabajo artesanal, se los tiene que hacer con dos o tres semanas de anticipación.

Para este año venidero, Andrea Designs espera ampliarse y establecerse en un lugar propio para seguir perfeccionando a las novias. En lo que respecta al estudio, esta guayaquileña quiero perfeccionar su técnica en Madrid, específicamente en un Instituto de Diseño.

Ella todavía está analizando la mejor opción para crecer profesionalmente.

Como consejo para todas las personas que buscan emprender su propio negocio, Andrea indica que nunca hay que perder la fe y la confianza en uno mismo, y las oportunidades en la vida aparecen una solo vez en la vida.

Para contactarse con Andrea estas son sus redes sociales, Facebook Andrea Wagner Designs, en Twitter e Instagram, @AndreaWagnerHD. (AGS/ La Nación)