Economía

Análisis del tratado de libre comercio con China comienza con cuestionamientos en la Asamblea Nacional

El análisis del Tratado de Libre Comercio con la República Popular de China se inició en la Asamblea Nacional con cuestionamientos por parte de los legisladores que integran la mesa de Relaciones Internacionales y Movilidad Humana de la Asamblea Nacional.

La ministra de Producción y Comercio Exterior, Sonsoles García, fue la encargada de explicar el alcance del convenio comercial con China, y lo primero que hizo es resaltar se está llegando a un acuerdo con el segundo aliado de exportaciones no petroleras, y lo que se busca es incrementar el volumen de exportaciones e incrementar el acceso real a mercados, generar crecimiento económico, mayores plazas de empleo, promover encadenamientos productivos, promover y fortalecer la internacionalización de las mipymes, potenciar la diversificación y el crecimiento de las exportaciones.

Insistió que es importante el comercio con China porque es la segunda economía más fuerte del mundo con un mercado en crecimiento, con una tasa de pobreza del 0 % en el año 2020 y una tasa de desempleo de 4,8 %, líder digital.

Ante los legisladores expuso que el 71 % de las exportaciones ecuatorianas hacia China son de las mipymes y artesanos, y que la proyección de crecimiento de exportaciones generaría casi un 4 %, mientras que las importaciones se incrementarán en un 19 %.

Al legislador Ricardo Ulcuango, del movimiento Revolución Ciudadana (RC), le preocupa si este acuerdo garantiza en igualdad de condiciones toda vez que China tiene su propia moneda que puede devaluar y el Ecuador tiene el dólar; en China su mano de obra es barata, mientras que en Ecuador tiene un alto costo.

La ministra Sonsoles García afirmó que el régimen laboral en China es similar a los de la región; que si bien los dos países tenemos monedas diferentes “el salario mínimo en China es de $ 400, son $ 3,9 la hora que se paga allá; es decir, que está acaparado a nuestro salario, incluso es más alto que los países de la región”.

En la información en la web se conoce que el salario mínimo interprofesional chino para el 2022 se ubicó en 268,3 euros mensuales.

Otro aspecto que inquieta al sector correísta es el nivel de afectación que tendrían las relaciones comerciales con Estados Unidos si se llega a aprobar el acuerdo con China. Esto lo preguntó, porque el legislador de RC, trajo a colación que hace un año Estados Unidos aprobó la ley Law que establecía trabas de que Ecuador tenga posibilidades de tener una relación con China, lo cual fue aplaudido por el exmandatario Guillermo Lasso, dijo.

Ulcuango manifestó que si bien es cierto en el convenio se incluyen barreras para proteger los productos nacionales, es fácil observar que la producción china ha invadido al Ecuador lo cual afecta al sector textilero, cuero, calzado y al producto agrícola, por ello, añadió que es necesario conocer a fondo cómo se prevé enfrentar este tema.

La funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior respondió que Estados Unidos conoce que este acuerdo de Ecuador con China es más bien un acceso a mercado más que un acuerdo comercial; que es un sistema bilateral de preferencias arancelarias, donde se ha buscado, con las exclusiones, poder precautelar la industria local y saber que hay productos sensibles como textiles, calzado y cuero, “que no podemos poner en juego con la diferencia de condiciones que tiene China y Ecuador al poder competir”.

García precisó que Estados Unidos entiende la necesidad de Ecuador de ser un mercado tan pequeño, pero con tanta producción que tiene que llegar a diversos mercados; “no hubo ninguna resistencia por parte de Estados Unidos en que nosotros tengamos un acuerdo de acceso a mercados con China”.

Fausto Fernández, del bloque Acción Democrática Nacional (ADN), dijo que recoge las inquietudes del legislador Ricardo Ulcuango, y preguntó a la funcionaria si este acuerdo comercial con China estará sujeto o no a los tribunales internacionales que tanto daño, con resoluciones, han causado a nuestro país cuando se han presentado ciertas desavenencias.

La respuesta de la ministra Sonsoles García ante la Comisión legislativa, fue: “No hay capítulo de arbitraje, no se negoció”.

La legisladora Carla Cruz, del movimiento Construye, también se sumó a las inquietudes expuestas por el legislador Ulcuango, con respecto al fortalecimiento de la industria nacional ante la competencia China, partiendo que el país asiático es mucho más poderoso que Ecuador; y para ello, preguntó también sobre las estrategias que utilizará el Ministerio de Producción para apoyar a las empresas nacionales, pidió datos sobre el número de plazas que se abrirían en el mercado para los ecuatorianos; y finalmente, preguntó qué pasa con el comercio que se tiene con Taiwán.

La ministra García señaló que sobre el fortalecimiento de la industria están buscando herramientas para ser más competitivos, y que la dolencia principal de todo el sector local e industrial son los costos de transporte, de energía, producción y mano de obra; por eso cree que las zonas francas serán una gran herramienta. Y sobre las plazas de empleo dijo que se generarían alrededor de 11.000 plazas de empleo y se generarán $ 3.000 millones en exportaciones en los próximos diez años.

En torno al comercio con Taiwán la ministra de Estado aseguró que no habrá ningún tipo de afectación, pues este acuerdo comercial no le afecta a Taiwán y tampoco el Ecuador tiene intenciones de iniciar negociaciones para un acceso de mercados o un acuerdo comercial con ese país, aclaró. (I)

Fuente:  Radio Huancavilca