Opinión

AMORES ¡Libertad!

Dr. Orlando Amores Terán / Quito

 

¿DEBE LA FISCAL RENUNCIAR?

No es cuestión de votos, sino de responsabilidad con el país. Hay que comprender que se instauró en 2008 un narco-Estado plurinacional oclocleptocrático en Ecuador. Esa estructura genera inseguridad, corrupción generalizada y fraude electoral, anula la legítima reacción de la fuerza pública contra el hampa y el terrorismo, y promueve la injusticia e impunidad. Hay que desarmarla.

Es irresponsable proponerle a la Fiscal, que está haciendo un trabajo aceptable en beneficio del país, que renuncie para participar como candidata presidencial. Todo lo contrario, hay que apoyarla, evitar que la desestabilicen y mantenerla en esa función, si es posible, unos seis años más, hasta limpiar un gran porcentaje del país del narcoterrorismo que coopta todas las instituciones.

No debemos pensar en electorerismo, sino en alternativas libertarias que contrarresten y desarmen el narco-Estado. Hay que mantener a la Fiscal como aliada dentro del narco-Estado. Si la sacamos, nadie nos garantiza que llegará un mejor Fiscal, lo cual es altamente peligroso para Ecuador en las actuales circunstancias.

Incluso, debemos considerar que la propuesta de que renuncie para asumir la candidatura presidencial podría ser indirectamente impulsada por el narcoterrorismo, con el fin de dejarla desprotegida y sacarla de la Fiscalía, desde donde está causando estragos. No debemos olvidar que el narcoterrorismo tiene lacayos en todos los estamentos sociales, controla la prensa, la academia y la hampa política.

Es momento de reforzar la tendencia libertaria que impulsa el Dictamen 7-19-RC-19 para eliminar las funciones, instituciones y regiones creadas por el narcoterrorismo internacional en Montecristi y restaurar la República democrática, unitaria y libertaria.

Aspiro a haberme hecho entender.