Opinión

AMORES ¡Libertad!

Dr. Orlando Amores Terán/Quito

Toda Constituyente posteriores golpe de ESTADO.

Si el Estado es un constructo político que comporta una forma de organización social mediante instituciones reguladas a través de una constitución; la derogatoria de una constitución para implantar otra organización jurídico-institucional, es un golpe de Estado, porque consiste en un acto violento impulsado por un sector social que pretende apoderarse de la administración estatal, desplazando al poder constituido bajo el régimen anterior.

En consecuencia, toda constituyente, posterior al   poder primario u originario, es el mecanismo mediante el cual se concreta el golpe de Estado. Pero respecto del poder primigenio, fundacional, una vez constituido, solo caben enmiendas formales o reformas parciales a la constitución originaria, fundacional.

En Ecuador han existido veinte golpes de Estado, tantos, cuantas veces se ha trastocado la Constitución primigenia de 1830.

Además, desde la instauración del narco-Estado en 2008, no hay Constitución, porque no existe división de funciones, todas están cooptadas en una sola función, a través de su órgano ejecutor, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.