Opinión

AMORES ¡Libertad!

Dr. Orlando Amores Terán/Quito

 

EL ESTADO LADRÓN SUBSIDIA EL CRIMEN

El Estado ladrón al respetar los derechos del hampa, mientras este irrespeto los derechos de la sociedad, crea impunidad.

Al financiar defensorías públicas, defensorías «del pueblo» que pese a ser instituciones cuyo presupuesto se sostiene con dinero de los contribuyentes, están encargadas de garantizar los derechos de criminales, asesinos, terroristas, no de las víctimas, ni de los miembros de la fuerza pública, emite un mensaje de debilidad.

Al apresar al hampa y otorgarle seguridad, habitación, vestuario, atención médica y comida, completa la carga tributaria mediante la cual subsidia el crimen, con el dinero que nos sustrae a los contribuyentes mediante impuestos, que deberían estar mejor orientados a subsidiar la demanda de educación y salud.