Opinión

¡AMORES! ¡Libertad!

Orlando Amores Terán/Quito

 

Si tuviésemos presidentes y legisladores preocupados por restaurar la República, habrían incluido nuevas conductas en el tipo penal descrito como traición a la patria, sancionándolo con 40 años de reclusión e incorporándolo a los delitos imprescriptibles, contenidos en el Artículo 233 de la Carta Chavista.

(3) LA TRAICIÓN A LA PATRIA INCLUYE:

Cometer peculado, cohecho, concusión o enriquecimiento ilícito.

Incurrir en prevaricato judicial, error inexcusable fiscal, o dolo procesal fiscal.

Pactar con quienes han afectado los intereses de la Nación.

Manipular el comportamiento social, utilizando circunstancias extraordinarias, en beneficio personal.

Negar u obstaculizar la legítima reacción de la fuerza pública, empleando medios selectivos, hasta neutralizar totalmente toda amenaza narcoterrorista o terrorista.

Sancionar a la persona que mata o hiere en defensa de su integridad personal, de su familia, de otra persona o de sus bienes privados y nacionales, porque vulnera la defensa propia, cuando se actúa ante una agresión actual e ilegítima por parte de un sujeto armado, sin provocación por parte del que se defiende.