Opinión

AMORES ¡Libertad!

Dr. Orlando Amores Terán/Quito

GANAN AMBOS MANDATARIOS

El de México va a elecciones, se victimiza, recoge para su partido, el apoyo solidario de los «patriotas mexicanos» que están enardecidos por la irrupción en su embajada.

Mientras el mandatario de Ecuador, con el show de lucha contra la impunidad de uno de los jefes, de la bancada con la que pactó, sube en aceptación, a días de su consulta de popularidad.

Los países les importa un comino partido por la mitad. Ninguno ha encarado los problemas estructurales de sus correspondientes Naciones.

Además, el prontuariado, está asilado desde diciembre 2023, la «reacción» se dio a los 4 meses.

Mientras tanto en Ecuador:

Siguen los secuestros, las extorsiones, los robos.

Continúa la tasa de asesinatos de 40 por cada 100.000 habitantes.

Tenemos un delincuente mediano, preso, con show y escándalo internacional.

Dejamos libres a todos los jefes del narcoterrorismo y del hampa política vinculada.

Mantenemos intacta la estructura narco-Estatal que nos conduce al deterioro actual y a la cubanización del país.

A ello le llaman «el nuevo Ecuador».

Resolución de la OEA

«1.- Condenar enérgicamente la intrusión en las instalaciones de la Embajada de México en el Ecuador y los actos de violencia ejercidos en contra de la integridad y la dignidad del personal diplomático de la Misión.

2.- Reafirmar la obligación de todos los Estados de velar por el respeto de los privilegios e inmunidades de las misiones diplomáticas y del principio de inviolabilidad, de conformidad con el derecho internacional, como requisito fundamental y crucial para las relaciones pacíficas entre los Estados.

3.- Hacer un llamado a todos los Estados a respetar y hacer efectivas sus obligaciones y responsabilidades en el marco de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y asegurar que la inviolabilidad de las sedes diplomáticas y su personal sea respetada sin excepción.

4.- Reafirmar la obligación que tienen los Estados Parte de la Convención de Asilo Diplomático de 1954 de respetar en su integridad todas sus disposiciones.

5.- Reafirmar que, sin perjuicio de sus privilegios e inmunidades, todas las personas que gocen de esos privilegios e inmunidades deberán respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor; y que también están obligados a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado.

6.- Reafirmar que los locales de la misión diplomática no deben ser utilizados de manera incompatible con las funciones de la misión tal como están enunciadas en el Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, en otras normas del derecho internacional general o en los acuerdos particulares que estén en vigor entre el Estado acreditante y el Estado receptor.

7.- Exhortar al Ecuador y México a que, de acuerdo con el derecho internacional, inicien un diálogo y tomen acciones inmediatas para resolver este grave asunto de manera constructiva…»

Los tres últimos puntos se refieren a gestión oficiosa del organismo internacional.