Opinión

AMORES ¡Libertad!

Dr. Orlando Amores Terán/Quito

 

 

BUROCRACIA ES IMPUESTO INDIRECTO

 

El siniestrismo, «las izquierdas», donde se toman el poder, diluyen la historia, omiten, adulteran los hechos, estigmatizan a los luchadores cívicos; asesinan la reputación de personalidades e instituciones que no les son afines; lumpenizan la política, permitiendo que la bazofia se tome los espacios públicos y políticos.

Incrementan irresponsablemente el gasto burocrático, para sembrar votos y lealtades, porque no les importa destruir económicamente el país, lo que les interesa es empobrecer a la población, cobrar más impuestos, porque una población pauperizada no tiene tiempo ni disposición para reclamar, está preocupada por sobrevivir.

El parasitismo burocrático es una carga tributaria indirecta, porque no paga impuestos, le descuentan del sueldo que cobra, en base a los impuestos que le sustraen a la clase media, a los emprendedores, a quienes generan riqueza, para sostener el raterismo estatal.

Mientras el emprendedor paga impuestos, de su ahorro, logrado a través de arriesgar capital, para obtener ingresos, producto de su ingenio y trabajo.

Pese a esta evidencia, no hay político profesional honesto, que diga: ingresé a la política no por un ideal cívico, sino para robar.

En este ambiente, el oportunismo prospera, mientras los actores de gestas o reclamos cívicos son destruidos o invisibilizados.

Continuar en esta ruta, sin cambios estructurales, es avanzar hacia la cubanización.