Opinión

AMORES ¡Libertad!

Dr. Orlando Amores Terán /Quito

 

 

FALSA BANDERA

 

El pretexto para declarar la guerra fue planificado por quienes idearon una operación de bandera falsa, que consistió en el ataque contra un medio de comunicación de la ciudad alemana de Gliwice​, la noche del 31 de agosto de 1939.

Para hacerlo, recogieron a condenados a muerte, los vistieron con uniformes polacos, a cambio de su participación les dijeron que serían indultados y liberados, en lugar de aquello, recibieron una inyección letal y heridas de bala, para que pareciera que murieron en el ataque a la estación de radio, que fue el evento con el que se inauguró la II guerra mundial. Cualquier similitud con sucesos actuales, es simple coincidencia. Aunque siempre en la historia se repiten los hechos, en diversas versiones, acomodadas a circunstancias específicas.

Igualmente, no desaparecen los Himmler, Heydrich y Müller, creadores de banderas falsas, mutan sus formas y sus nombres, pero el interés particular, por sobre el interés general, se mantiene. Ahí la perversidad, porque todo se transforma en propaganda para beneficio propio, mientras el hombre masa y los prebendarios aplauden, sin distinguir lo trascendente de lo meramente impactante.