Opinión

AMORES ¡Libertad!

Orlando Amores Terán/Quito

 

PRIMERO ES LO PRIMERO

No podemos distraernos. Hay que desarmar el narcoestado. Solo entonces se elimina la Función de Transparencia y Control Social, con su órgano ejecutor, el CPCCS. Solo entonces se elimina la Función Electoral, con su órgano ejecutor, el CNE.

Parecería lógico que haya primero que eliminar el fraudulento CNE, para hacer una Consulta.

Pero se debe entender que toda la estructura administrativa del Ecuador comporta un narcoestado.

En consecuencia, hay que desarmar esa estructura, con los resquicios jurídicos que posibilita hacerlo la Carta Chávez.

No hay otro mecanismo.

El fraude electoral es factible, cuando la diferencia de votación es mínima.

Cuando la diferencia de votación es significativamente mayor, pese al fraude, gana quien obtuvo una abrumadora votación; el fraude se encarga de rebajarlo, pero no logra eliminar su ventaja.

Por eso se explica que, pese a que el narcoterrorismo controla el órgano electoral, haya ganado Lasso y haya ganado Noboa.

Lo que corresponde es exigir por todos los medios, a este mandatario, que disponga al CNE que convoque a Consulta con las preguntas aprobadas por la CC en Dictamen 7-19-RC-19.

Una vez lograda la convocatoria, hay que posicionar, sin descanso, el SI en esa Consulta.

Cuando el triunfo del SI sea abrumador, no hay posibilidad de fraude.

Nosotros logramos mediante Consulta, ser provincia, contrariando los designios del innombrable, pese a que el narcoterrorismo infiltró y controlaba el órgano electoral, razón por la cual le hicieron ganar al yangamanaishca.

Seis años después (2012) volvimos a ganar la Consulta de Pertenencia, para recuperar el territorio entregado a Esmeraldas, que nos cercenó el régimen narco-comunista, pese a que el CNE de Esmeraldas, organizó la Consulta,

La Concordia, con el triunfo del 80%, decidió pertenecer a Santo Domingo de los Tsáchilas.

No somos improvisados. Hemos peleado contra el narcoterrorismo en adversidad de condiciones y hemos ganado, con estrategia jurídica, sin show mediático.

La clave está en que el porcentaje de ganancia sea inconmensurable, entonces, el fraude, aún cuando si lo hacen, no les alcanza para ganar.

Aspiro haberme hecho entender.