Opinión

AMORES ¡Libertad!

Orlando Amores Teran/Quito

 

EUFEMISMOS QUE NOS HACEN DAÑO

El Ecuador devino en cloaca pestífera, desde que se instauró el narcoterrorismo (2007-2017) que no es «socialismo del s.XXI», y peor aún «populismo de izquierda», como eufemísticamente lo sostienen tergiversadores de la realidad.
Nunca antes hubo un asalto social y de bienes nacionales, que no es «movilidad socio económica», sino asalto social: porque la historia ecuatoriana jamás presenciamos en ésa magnitud, el asalto a los bienes nacionales, que no es «equivocado manejo económico», porque nunca antes, el Estado dispuso del mayor ingreso fiscal, es de modo crapuloso, 90.000 MUSD, que no es «inversión pública cuestionable», porque las obras fueron mal hechas y con sobreprecios de hasta el 70%, dicho por Pólit, el contralor de la infamia. Despilfarraron para atracar, 310.000 MUSD, que no es «obra pública inconsulta». Ése asalto provocó el surgimiento de “nuevos ricos»: mediocres, miserables, egoístas, cínicos, serviles a su amo, con un denominador común: inconmensurable capacidad para delinquir a través de «cargo, función o dignidad pública», que no es «trabajo», sino modo de parasitar y dilapidar el erario nacional.

Por último, denominan «Constitución» -pese a no existir división de funciones en el narcoestado, porque todo se concentra en el CPCCS-; a unos papeles que contienen la copia de la Carta Chávez que se aplica en Venezuela, Bolivia, y que se pretende imponer en Chile.

Finalmente, en la banda presidencial que debería contener simplemente los colores de la Bandera del Ecuador, se borda con hilo de oro el lema: «Mi poder en la Constitución» y se jura por la Carta Chávez que instauró el narcoestado que destruye nuestra Patria.
Tanto eufemismo, es una estupidez.

AMORES ¡Libertad!