Internacional

América Latina y el Caribe mantiene baja la tasa de letalidad pese al récord de casos de dengue, según OPS

BUENOS AIRES,  La Organización Panamericana de la Salud (OPS) destacó hoy que a pesar del récord de casos de dengue, la región de América Latina y el Caribe mantiene baja la tasa de letalidad asociada a la enfermedad.

El organismo panamericano dijo a través de un comunicado que «con más de 9,3 millones de casos de dengue, América Latina y el Caribe reporta actualmente el doble de casos registrados en todo 2023», sin embargo, la tasa de letalidad se conserva por debajo de la meta regional del 0,05 por ciento.

«Si bien observamos un incremento notable en el número de casos de dengue en la región este año, es importante destacar que la proporción de casos que evolucionan a muerte se mantiene baja gracias a los esfuerzos de los países y el apoyo de la OPS», afirmó el director de la OPS, Jarbas Barbosa.

Añadió que «esta situación resalta la importancia de sostener la vigilancia, fortalecer las medidas de prevención y control y garantizar atención médica oportuna».

En lo que va de 2024, los países de América Latina y el Caribe reportaron más de 9.500 casos de dengue grave (0,10 por ciento) y poco más de 4.500 fallecimientos (tasa de 0,048 por ciento).

En comparación con el mismo período de 2023, todos los países registran incrementos de casos.

La OPS explicó que este aumento puede atribuirse a diversos factores, entre los cuales destacan los cambios y la expansión territorial del mosquito Aedes aegypti, principal vector de la enfermedad.

«Este mosquito ha ampliado su alcance a zonas donde antes no estaba presente, favorecido por fenómenos como El Niño y el cambio climático», mencionó el organismo continental.

Además, dijo que la rápida expansión urbana no planificada y el crecimiento poblacional, combinados con servicios de agua y saneamiento deficientes, han generado condiciones propicias para la proliferación del mosquito en objetos desechados y recipientes que acumulan agua.

«Asimismo, el contacto limitado entre el ser humano y el virus de dengue debido a la disminución de la exposición por las medidas de confinamiento y restricciones de viajes instauradas durante la pandemia de COVID-19, puede haber aumentado la cantidad de personas susceptibles, lo que habría favorecido la transmisión del virus», planteó el reporte de la OPS.

En ese marco, y a medida que se acerca la temporada pico de circulación del dengue en el hemisferio norte, la OPS instó a los países y territorios a redoblar sus esfuerzos para detectar, prevenir y tratar los casos.

También recomendó a las personas «que busquen atención médica inmediata ante cualquier signo de alarma y tomen medidas de protección personal para evitar las picaduras de mosquitos».

Por:  XINHUA