Internacional

América Latina se solidariza con Haití y ofrecen ayuda tras devastador terremoto

MEXICO. Los países de América Latina se solidarizaron hoy sábado con el gobierno y pueblo de Haití tras el devastador terremoto de 7,2 grados en escala de Richter que azotó a la nación, al tiempo que le ofrecieron su ayuda.

El gobierno de Argentina expresó al país su «profundo pesar» por las pérdidas humanas y materiales, y se dijo en la «disposición para colaborar en este difícil momento».

De igual forma, el presidente de Bolivia, Luis Arce, y la cancillería expresaron su solidaridad con las víctimas del devastador sismo y enviaron su «pésame por las víctimas y augurio de recuperación a los heridos».

«El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, a nombre del gobierno y pueblo boliviano, expresa los sentimientos de una profunda solidaridad con las víctimas y pueblo de Haití», señaló el Ministerio boliviano.

El terremoto de 7,2 grados en la escala de Richter que azotó este sábado a Haití ha dejado hasta el momento un saldo de 304 víctimas fatales, así como cientos de heridos y desaparecidos, de acuerdo con las autoridades haitianas.

Protección Civil de Haití informó en su cuenta de Twitter que la mayoría de los fallecidos se sucitaron en el sur del país, considerada la zona más afectada por el terremoto.

«Uruguay expresa su solidaridad hacia todos y cada uno de los afectados por el terremoto en Haití», señaló en sus redes sociales la cancillería del gobierno del presidente Luis Lacalle Pou.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, informó que instruyó a prestar «toda la colaboración posible para el auxilio de las personas afectadas por el terremoto».

«Toda nuestra solidaridad y apoyo al noble pueblo de Haití; he dado instrucciones de prestar toda la colaboración posible para el auxilio de las personas afectadas por el terremoto. Estamos con ustedes hermanos y hermanas», precisó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Previamente el canciller venezolano, Jorge Arreaza, había expresado que desde Caracas estaban «atentos a facilitar apoyos logísticos e insumos necesarios» para ayudar a la nación caribeña.

De la misma manera, la cancillería de Costa Rica expresó sus «sentimientos de solidaridad» con el pueblo y las autoridades de Haití tras el terremoto, al tiempo que informó que el servicio consular no reporta costarricenses afectados.

El gobierno de Colombia anunció también su solidaridad y se dijo «atento, como siempre, a prestar ayuda al pueblo haitiano, para remoción de escombros y rescate».

En enero de 2010, Haití se vio afectado por un terremoto de 7 grados que dejó 300.000 personas muertos e igual número de heridos.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, envió su solidaridad con el pueblo haitiano y afirmó que su gobierno estará «atento para brindar apoyo a la nación con el fin de avanzar en unidad e integración fraterna».

El mismo sentir expresó la cancillería peruana, al tiempo que anunció que junto a la Embajada del Perú en República Dominicana se mantienen atentas ante cualquier requerimiento de asistencia de los connacionales que pudieran haber sido afectados.

En tanto, Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, expresó «en nombre del pueblo paraguayo» su solidaridad al pueblo y al gobierno haitiano.

El director de Protección Civil de Haití, Jerry Chandler, admitió más temprano a la prensa que por la magnitud de los daños no se descarta una mortandad alta, y se espera que el número de víctimas mortales, heridos y daños materiales vaya en aumento con el paso de las horas.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció que han tomado contacto con las autoridades haitianas para enviar ayuda humanitaria para la nación antillana que «sin duda, necesitan con desesperación y urgencia».

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, expresó su solidaridad con Haití, y aseguró que la brigada médica cubana que presta servicio en la nación caribeña apoya desde temprano «a heridos, incluso fuera de las instalaciones hospitalarias afectadas por el sismo».

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba alertó a sus clientes que «debido al terremoto ocurrido en la región han sido afectados algunos enlaces internacionales ubicados en el área que prestan servicios a Cuba. Como consecuencia es probable que pueda percibirse inestabilidad en los horarios de mayor tráfico».

El sismo también fue perceptible en las provincias de la región oriental de Cuba, donde no se reportan víctimas ni daños materiales, pero los cubanos se mantienen alertas ante posibles réplicas en las próximas horas.

Mientras tanto, el primer ministro de Haití, Ariel Henry, ya se encuentra en el departamento Grand’Anse (sur) para constatar los daños provocados por el fuerte terremoto, y afirmó que el Ejecutivo movilizó recursos para brindar ayuda y asistencia a las víctimas.

En un tuit, Henry mostró fotos de los daños generados por el movimiento telúrico que calificó de «devastador», y expresó su intención de declarar una emergencia nacional.

México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (cancillería), expresó su solidaridad con la nación, y anunció que «la embajada de México está al tanto de la comunidad mexicana».

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lamentó el sufrimiento de la población haitiana y dio a conocer que su gobierno «ya prepara ayuda de inmediato a la Coordinación Nacional de Protección Civil y a las secretarías (ministerio) de Relaciones Exteriores, de Marina y de la Defensa Nacional».

México, como presidente temporal de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), también lamentó el incidente.

«Nuestras sinceras condolencias a las familias afectadas y nuestros deseos de una pronta recuperación del país», indicó la CELAC en redes sociales.

 

FOTO, VIDEO Y TEXTO: Xinhua

Bienvenido a la plataforma de servicios Xinhua (xinhua-news.com)